La Mostra

Franco y Vigas, cada quien por el León de Oro

Hay una destacada participación de México en la 78 edición del colosal Festival Internacional de Cine de Venecia. Lo inusitado es que un autor del país regrese a la competencia oficial de este famoso certamen italiano por segundo año consecutivo, como Michel Franco.
sábado, 11 de septiembre de 2021

Es la mexicana una presencia muy fuerte en el mundialmente prestigiado festival de Venecia recién iniciado, como para codiciar con esperanzas el León de Oro. Primero, porque Michel Franco se llevó ahí el año pasado el de Plata, y ahora no sólo dirige "Sundown", sino la produce, al igual que otra cinta nacional, "La caja", del venezolano de origen Lorenzo Vigas. Pero la competencia estará cerradísima, con el hispano Pedro Almodóvar, el italiano Paolo Sorrentino, el chileno Pablo Larraín, los argentinos Gastón Duprat y Mariano Cohn, entre otros. Hablan aquí Franco y Vigas.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Hay una destacada participación de México en la 78 edición del colosal Festival Internacional de Cine de Venecia.

Lo inusitado es que un autor del país regrese a la competencia oficial de este famoso certamen italiano por segundo año consecutivo, como Michel Franco, quien el año pasado obtuvo el León de Plata con Nuevo orden, y ahora concursa con "Sundown" (Puesta del sol), que además produce.

Otra novedad: Es productor de otro largometraje mexicano que compite en la misma sección de La Mostra, "La caja", del venezolano Lorenzo Vigas, quien hace seis años dirigió Desde allá (también producida por Franco y que se convirtió en la primera cinta latinoamericana en ganar el León de Oro).

Hoy "Sundown" y "La caja" son parte de las 21 películas que persiguen el máximo galardón en dicho encuentro europeo, y se enfrentan nada más y nada menos que con el español Pedro Almodóvar con "Madres paralelas", el italiano Paolo Sorrentino con "Fue la mano de Dios", el chileno Pablo Larraín con "Spencer", los argentinos Gastón Duprat y Mariano Cohn con "Competencia oficial", entre otros destacados cineastas.

Franco (Ciudad de México, 1979), desde Polonia donde finaliza los últimos detalles de "Sundown" (México, Francia y Suecia), y antes de partir a Venecia, habla por WhatsApp sobre su intervención en partida doble:

“Es muy especial que una productora tenga dos películas en competencia en el mismo festival. Llegar una vez es difícil, llegar dos veces en un año es algo inédito y lo valoro mucho. Espero que esto nos ayude a seguir poniendo en el mapa nuestro cine, al país y la productora, y nos permita realizar más largometrajes, pero ya es un logro que quiero disfrutar.”

La gran fiesta cinematográfica inició el 1 de septiembre y finalizará el 11 de este mes. Se efectúa físicamente con estrictas medidas sanitarias por el covid-19, como mostrar siempre el certificado de vacunación completa o un resultado negativo. En el festival hay unidades móviles donde se efectúan pruebas antigénicas rápidas del SARS-CoV-2.

–¿Qué significa para usted pugnar por el León de Oro con su socio Lorenzo Vigas?

–Nunca vamos pensando en los premios como tal, porque no es una competencia como el futbol o como las olimpiadas. Es más bien esperar tener buenas críticas y vender el filme. Si hay suerte y uno de los largometrajes gana algo, ayuda a las dos películas. Más que competencia entre nosotros, lo vemos como que duplicamos las posibilidades de llevar un premio.

Por su parte Vigas (Mérida, Venezuela, 1967) por Zoom en la Ciudad de México y antes de irse a Italia, platica sobre él y su colega Franco en la sección oficial:

“¡Es buenísimo!, porque existe una presencia de México muy fuerte este año. Son Sundown y La caja, y en Orizzonti (Ver recuadro), la segunda sección del festival, se encuentran El otro Tom, de Rodrigo Plá y Laura Santullo, y El hoyo en la cerca, de Joaquín del Paso. Yo tengo una relación cercana con Michel porque he trabajado con él, y es divertido que estemos los dos y nos hallamos muy contentos, y estamos dispuestos a disfrutar mucho.

“Yo iré a la premier de Michel y él asistirá a la mía. Es una situación bastante rara y única que dos personas que colaboran de pronto terminen en la misma competencia. Lo gozaremos y ya veremos qué pasa, eso nadie lo sabe.”

Vigas también es productor ejecutivo de Sundown.

Guión pensado en Tim Roth

Franco escribió "Sundown", de 83 minutos, para el actor británico Tim Roth (Londres, 1961), con quien ya trabajó en "Chronic", cinta que logró el galardón al Mejor Guion del Festival de Cine de Cannes en 2015. El director menciona:

“Teníamos ganas de volver a laborar juntos. Concebí esta historia pensando en él, y nunca hubo duda de que volveríamos a filmar juntos.”

La actriz, directora y cantante británica-francesa Charlotte Gainsbourg (Londres, 1971) forma parte del elenco:

“En el caso de Charlotte era un papel secundario que no estaba pensado para ella. Se le ocurrió a mi agente de casting estadunidense integrarla y a mí me parecía un sueño, pero ¿por qué no intentarlo? Y resultó que ella tenía mucho interés de trabajar conmigo, conocía mi cine, y le gustó el guion. Lo platicamos por Skype y me interesaba que ella desarrollará más el personaje, que creciera en la medida que quisiera y en la dirección que le pareciera interesante, y así fue. Entonces hizo mucho con el papel, más de lo que estaba en el guion.”

"Sundown" presenta a Alice y Neil ­Bennett, quienes son el núcleo de una familia británica adinerada de vacaciones en el puerto mexicano de Acapulco, con los miembros más jóvenes Colin y Alexa, hasta que una emergencia interrumpe el viaje. Cuando un pariente fractura el estrecho orden de la familia, surgen tensiones sorprendentes.

También actúan los ingleses Samuel Bottomley, Albertine Kotting McMillan y Henry Goodman, así como la mexicana Iazua Larios.

Está hablada más en inglés, hay pocos diálogos en español, y cuenta Franco haber escrito el relato tras una visita a Acapulco, lugar que se ha convertido en un epicentro de violencia:

“Ese puerto me encanta, pero tiene un lado que se ha complicado mucho. Siempre había tenido ganas de filmar en Acapulco, pero me convencí en un último viaje que efectué ahí, y por otro lado una crisis personal por la que pasé me impulsó también a crear el guion. Lo escribí muy rápido, en pocos días, a diferencia de Nuevo orden, que me tomó años.”

Concluyó el rodaje el 5 de marzo de 2020, y por último recalca muy entusiasmado:

“Es un honor ser parte de la lista en la que se encuentran Almodóvar, Sorrentino y mi amigo Lorenzo, y sí es una competencia de nivel muy alto este año, más que la de Cannes, donde no hubo representación latina. Después de que ganó Lorenzo, Guillermo del Toro en 2017 y Alfonso Cuarón en 2018, también ha estado ahí Alejandro González Iñárritu… es lógico que Venecia le preste mucha atención a México y a Latinoamérica”.

Una presión grande

Para Lorenzo Vigas la invitación de La Mostra a ser parte de la sección oficial, fue un alivio:

“Después de lograr el León de Oro con Desde allá, tuve una presión muy grande porque todo el mundo espera que de nuevo hagas otra cosa a ese nivel. Y La caja es para mí un filme especial, porque es el primero que hago enteramente en México, nación a la que llegué hace 20 años y aquí me he formado como director. A través del contacto con mis grandes amigos mexicanos aprendí a hacer cine, y por eso también es muy especial esta cinta, por llevar la bandera de México a Venecia. Eso me llena de mucha alegría”.

Sobre el texto fílmico, del cual es también autor, dice:

“Es un guion que se desarrolló durante mucho tiempo. Vi una noticia en la televisión de personas que iban a una fosa común a recoger a sus familias, y ahí en ese momento tuve una idea. Me senté y escribí algo de un solo golpe, y eso se fue desarrollando durante muchos años. Colaboró la uruguaya Laura Santullo y la argentina Paula Markovitch, y se fue convirtiendo en el guion que terminamos filmando.”

Especifica que el corazón de la historia no es sobre las desapariciones, más bien se centra en un adolescente que busca desesperadamente a su padre:

“Es un chico que se crió sin la figura paterna y él escoge a un señor como su padre que encuentra en un pueblo en Chihuahua. Los tópicos de las desapariciones y las condiciones de trabajo en las maquilas en Ciudad Juárez surgieron, entraron al guion de una forma natural.”

Aquí, Hatzín, un joven de la Ciudad de México, viaja para recoger los restos de su padre, que han sido encontrados en una fosa común en el norte del país. Pero un encuentro casual con un hombre que comparte un parecido físico, lo llena de dudas y esperanzas sobre el verdadero paradero de su progenitor.

La Caja es la última entrega de una trilogía sobre el padre latinoamericano. Primero fue el corto Los elefantes nunca olvidan, y luego  Desde allá. Platica:

“La madre es la que siempre se encuentra en casa, pero a veces es más importante la persona que no está, porque es la carencia de esa voz de autoridad, y luego se tiene la necesidad de sustituir esa autoridad que no tuviste en la casa, es un tema que a mí me interesa mucho.”

Vigas resalta que Hatzín Navarrete, quien protagoniza al adolescente, es el gran descubrimiento de la película:

“Creo que va a causar una sensación muy fuerte en Venecia. Vimos muchísimos colegios e hicimos entrevistas a cientos de niños buscando al protagonista. Organizamos talleres con muchos muchachos, y casi al final del proceso yo todavía no estaba cien por ciento convencido de un par de opciones que tenía, y de pronto vi un niño en un video, quise conocerlo, pero era muy difícil porque su familia es de Neza y de bajos recursos, y no había manera de que se transportara a la colonia Roma donde se efectuaban los talleres. Finalmente lo conocimos y tomamos la decisión de inmediato. Es muy sensible, con un talento natural para la actuación, y nunca lo había hecho. Lo poníamos frente a una cámara y de pronto hacía cosas increíbles. Una de las razones por la que nos escogieron en Venecia seguro es por Hatzín.”

Dulce Alexa Alfaro, Graciela Beltrán, Elián González, Hernán Mendoza y Cristina Zulueta son también actores en La caja, filmada en Chihuahua entre 2019 y 2020, antes de la emergencia sanitaria:

“Se rodó en muchas locaciones muy separadas, a mucha distancia entre cada una, y eso hizo que la organización fuera muy compleja, difícil. También influyeron las condiciones climatológicas. Estar dos meses en Chihuahua en el desierto, es agotador. Es muy diferente a Desde allá porque estábamos en una ciudad más chica y fue todo más controlado. La caja fue una producción mucho más grande, la quise hacer también en formato de 35 milímetros, en el que hoy ya casi nadie filma, y posee una textura mucho más emocional para filmar esos paisajes maravillosos de Chihuahua.”

La cinta de 92 minutos, además, estará proyectándose en Cine Mundial Contemporáneo, en el Festival Internacional de Cine de Toronto, a efectuarse del 9 al 18 de septiembre, y en Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián entre el 17 y el 25 de este mes.

“¡Estoy muy contento!”, redondea.

Reportaje publicado el 5 de agosto en la edición 2340 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Más de

Comentarios