Administración Pública

Atención a catástrofes naturales: diferentes gobiernos, mismos errores

Existe uso discrecional y con enfoque de clientelismo político sobre los recursos públicos para atender a los damnificados, advierten expertos de protección civil y prevención de desastres naturales.
viernes, 17 de septiembre de 2021

Los recientes desastres naturales han exhibido estrategias erróneas, improvisaciones y opacidad de las autoridades gubernamentales, señalan especialistas en protección civil y prevención de catástrofes. También advierten que en el caso del gobierno federal la 4T no marca su distancia de otros sexenios; por ejemplo, opera igual que el de Enrique Peña Nieto, porque la ayuda a los damnificados está centrada en una institución y no en los afectados.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Los gobiernos han tomado decisiones erróneas ante los desastres causados por fenómenos naturales; tampoco hay claridad en la aplicación de los protocolos de actuación ante las amenazas climatológicas y existe uso discrecional y con enfoque de clientelismo político sobre los recursos públicos para atender a los damnificados, advierten expertos de protección civil y prevención de desastres naturales que fueron consultados por Proceso.

Pese a la extinción del Fideicomiso Fondo de Desastres Naturales (Fonden), instrumento que durante décadas fue utilizado en México para atender las emergencias sociales y estructurales causadas por la naturaleza, el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador poco se ha diferenciado de las administraciones pasadas en la manera de enfrentar las tragedias, esto es inyectando como sello personal la distribución directa de recursos e “individualizando” los apoyos sociales.

En noviembre de 2020, año en el cual se emitieron 46 declaratorias de desastre, la coordinadora nacional de Protección Civil, Laura Velázquez Alzúa, reconoció 238 mil damnificados tras las inundaciones en Chiapas, Tabasco y Veracruz por las lluvias y el desfogue de una presa hidroeléctrica en Tabasco.

El 9 de septiembre de 2021, en un informe rendido por diversos funcionarios públicos durante la conferencia matutina de López Obrador, las cifras tras el paso del huracán Grace son las siguientes: 101 mil 83 viviendas dañadas de 3 mil 703 comunidades en 149 municipios de Veracruz, Puebla e Hidalgo. En ese momento no había datos oficiales del desastre en Ecatepec, Estado de México, donde las proyecciones locales hablaban de 30 mil damnificados.

En la conferencia de prensa con el presidente, el secretario de Bienestar, Javier May Rodríguez, explicó que del total de viviendas afectadas sólo se destinarían apoyos para 64 mil 513 familias en apego al censo y valoración del personal de la dependencia.

Sobre la dispersión de recursos públicos en efectivo, May Rodríguez dijo que del 14 al 21 de septiembre se entregarían 35 mil pesos por vivienda afectada, lo que equivale a un gasto de dos mil 258 millones de pesos; también dio a conocer que se repartirían 47 mil 484 apoyos emergentes de 4 mil 500 pesos cada uno, equivalentes a 214 millones de pesos.

Sobre la atención a la infraestructura carretera y de caminos, el secretario de Comunicaciones y Transportes, Jorge Arganis Díaz Leal, cuantificó en dos mil 169 millones de pesos los costos de reparación de 359 vialidades.

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2341 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 12 de septiembre de 2021.

Comentarios