Celac

Cumbre de la Celac: La “última oportunidad” de integración latinoamericana

Para el expresidente colombiano Ernesto Samper, la VI Cumbre de la Celac sienta las bases para impulsar un nuevo proceso integracionista “más pragmático y desideologizado”; es, afirma, “la última y más preciosa oportunidad para lograr la integración” de la región.
sábado, 18 de septiembre de 2021

El covid-19 sorprendió a América Latina fragmentada y sin posibilidad de articular acciones concertadas para enfrentar las crisis que la pandemia provocó: la sanitaria y la económica, sostiene el expresidente colombiano y exsecretario general de Unasur, Ernesto Samper, para quien la VI Cumbre de la Celac, que se llevó a cabo en México este sábado 18, sienta las bases para impulsar un nuevo proceso integracionista “más pragmático y desideologizado”; es, afirma, “la última y más preciosa oportunidad para lograr la integración” de la región.

BOGOTÁ (Proceso).– El expresidente colombiano y exsecretario general de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), Ernesto Samper, considera que América Latina vive “el peor momento” de su integración y que eso ocurre “justo cuando enfrentamos uno de los periodos más críticos de nuestra historia”.

En entrevista con Proceso, Samper sostiene que la pandemia del covid-19 sorprendió a la región fragmentada y sin posibilidades de articular acciones para enfrentar una crisis que le ha dejado 22 millones de pobres más y una caída económica del 8%, la peor en el último siglo.  

“La pandemia nos mostró dos cosas: la importancia de la integración y lo desintegrados que estamos”, dice el exmandatario.

Y asegura que, por ello, la reunión de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac) realizada en México el pasado fin de semana ocurrió en un momento propicio para que la región retome su agenda integracionista, que ha estado inactiva durante años.

De acuerdo con Samper, la VI Cumbre de la Celac, que se celebra en Palacio Nacional, sienta las bases para impulsar un nuevo proceso integracionista “más pragmático y desideologizado” en el que México jugará un papel de liderazgo.

En este proceso, asegura, la Celac es el “salvavidas” de la integración y “la última y más preciosa oportunidad para lograr la integración latinoamericana y caribeña”.

Y los temas centrales a desarrollar son la cooperación regional, la confluencia de los mecanismos subregionales de integración existentes en torno a la Celac, y la transformación de la Organización de Estados Americanos (OEA).

En la cita del sábado, el presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador formalizó ante sus homólogos y representantes de 33 países latinoamericanos y caribeños su propuesta para reformar a la OEA a fin de que ese organismo actúe con autonomía y sin intervenir en los asuntos internos de los países.

La OEA, dice Samper, “ya no representa los intereses legítimos de la región porque ha tenido una serie de intervenciones en favor de gobiernos ilegítimos y ha avalado golpes de Estado, como el de Bolivia, en contra del presidente Evo Morales (en noviembre de 2019)”.

Fragmento del reportaje publicado en la edición 2342 de la revista Proceso, cuya edición digital puede adquirir en este enlace.

Comentarios