Chiapas

Migrantes en Tapachula: atrapados en una "ciudad cárcel"

Esta es ahora una ciudad donde miles de haitianos y migrantes de las más diversas nacionalidades deambulan, duermen y comen en las calles y plazas; no les permiten salir más allá de esta región, y quien se atreve, es violentamente regresado por la Guardia Nacional y personal del INM.
lunes, 6 de septiembre de 2021

La política federal de “contención migratoria” impide a los migrantes –especialmente haitianos– circular por el país en su afán de llegar a Estados Unidos, y ha convertido a la chiapaneca Tapachula en una “ciudad cárcel”, cuyas calles y plazas equivalen a celdas de las que esas miles de personas no pueden salir, so pena de sentir la fuerza disuasoria de la Guardia Nacional, como ya ha ocurrido en días recientes.

TAPACHULA, Chis (Proceso).- Esta es ahora una ciudad donde miles de haitianos y migrantes de las más diversas nacionalidades deambulan, duermen y comen en las calles y plazas; no les permiten salir más allá de esta región conocida como La Perla del Soconusco, pero quien se atreve, es violentamente regresado por la Guardia Nacional y personal del Instituto Nacional de Migración (INM).

Entre el 28 de agosto, cuando el presidente Andrés Manuel López Obrador estuvo en Huixtla y Tapachula en gira de trabajo, y el pasado jueves 2, tres caravanas con unos 500 migrantes cada una –que se formaron para romper el cerco migratorio– fueron violentamente reprimidas y devueltas al lugar al que el gobierno federal pretende reducirlos, por su política de “contención migratoria”.

Orillados por la pobreza y el desempleo, los haitianos empezaron a salir de su país para migrar por Centro y Sudamérica, buscando llegar al norte, México, Canadá o Estados Unidos. 

Pero la crisis política, tras el asesinato del presidente Jovenel Moïse, el 7 de julio, más el terremoto del 14 de agosto y los destrozos ocasionados por el paso de la tormenta tropical Grace días después, fueron el detonante para que miles empezaran a migrar buscando mejor calidad de vida. 

Llegando a la frontera sur e instalados en esta ciudad fronteriza, miles de haitianos empezaron sus trámites ante la Comisión Nacional de Ayuda a Refugiados (Comar) y ante el INM para pedir refugio en México; pero sus solicitudes se estancan durante días, semanas y meses… 

Unos cuatro días antes de la llegada de López Obrador, los haitianos y otros migrantes que se sumaron a ellos –cubanos y centroamericanos, principalmente–, iniciaron una jornada de protestas frente a las puertas del INM, de la Comar y hasta frente a las oficinas del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, para exigir agilizar sus trámites migratorios. 

Erik Linse, uno de los migrantes haitianos, denuncia que con toda la intencionalidad han demorado el trámite de sus solicitudes para evitar que salgan de esta ciudad en la que, señalan, han empezado a percibir el hartazgo de los tapachultecos.

Y agrega que le preocupa que, aunado a los miles de sus connacionales como una población flotante deambulando sin trabajo ni comida en las calles de Tapachula, miles vienen migrando por Centro y Sudamérica, lo que agudizará más la concentración migratoria en este punto del sur del país. 

Este texto es un adelanto del reportaje publicado en el número 2340 de la edición impresa de Proceso, en circulación desde el 5 de seprtiembre de 2021.

Comentarios