El Che Guevara, un 'irreverente” que sigue vigente: Campa y Taibo II

viernes, 13 de octubre de 2017
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Si se tuviera que definir a Ernesto Che Guevara con una palabra, sería “irreverencia”. Su actitud ante el sistema político, la Revolución Cubana y la misma vida lo confirman. No sólo eso, sus mismos biógrafos discrepan sobre el símbolo revolucionario por excelencia de los últimos cien años. Y no es para menos, el Che continúa vigente en un mundo marcado por la ausencia de liderazgo y de valores. Así lo planteó Homero Campa, editor responsable de la edición especial no. 55 de la revista Proceso (El Che a medio siglo: El hombre, el mito), que este viernes presentó en la Feria Internacional del Libro del Zócalo (FIL 2017). “¿Por qué existe una edición especial sobre el Che? La primera respuesta es la coyuntura, 50 años de muerto, el rescate de la memoria a 50 años. Ernesto Che Guevara sigue siendo de interés público, por contraste de lo que está sucediendo en el mundo y en el país. En un mundo donde hay un vacío de liderazgo y de valores que tuvo el Che”, subrayó Campa. Acompañado por el escritor Paco Ignacio Taibo II, el coordinador de la sección internacional del semanario Proceso explicó a quienes se dieron cita en el Foro Rius, de la FIL 2017, el tejido de la historia contenida en el especial, los documentos que se revisaron y los testimonios que retratan al hombre rebelde hasta su muerte ocurrida en la Higuera, Bolivia, el 9 de octubre de 1967. El también catedrático reflexiona: “¿Qué es el Che? es un personaje vastísimo, con muchas aristas que trasciende el tiempo. De hecho, la injusticia y la pobreza no han cambiado tanto desde que el Che recorrió América con sus valores”. En el mismo sentido, Taibo II, autor del libro Ernesto Guevara, también conocido como el Che, donde retrata al símbolo de los últimos tiempos, al revolucionario, a la mano derecha del líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, soltó: “Es irreverente hasta la madre, lo caracterizaba la ruptura de jerarquías, de informalidades. Es un personaje formidable, cómo no lo vamos a querer, así tengas 15 años y estés en este momento tratando de cruzar la frontera de Honduras, así tengas 25 y acabas de vivir la gloriosa experiencia de los jóvenes mexicanos en el rescate de la Ciudad de México, así seas partidario de la lucha guerrillera, ahorita mismo, porque vale pa’ pura madre y te andas escondiendo para que no te confundan con el narco. ¿Cómo chingados no lo vamos a querer?”. De acuerdo con el autor de la trilogía titulada Patria, el Che es un símbolo expresado de diferentes maneras a través de los años, al igual que sus valores. “Desde los multivalores de una manera más primaria del Che, aquellos que tienen una camiseta del Che que ya la han lavado en la lavadora muchas veces (…), hasta los que se quedaron con una frase, hasta los que hablan la ideología del Che, ¿cuál de todas? A lo largo de los años fue variando constantemente”. Remató: “¿Qué nos queda? Nos quedan las historias de la revolución, ser rigurosos, críticos, no contar medias verdades, no censurar jamás lo que encontremos. La imagen del Che se sostiene, y se sostiene porque forma parte de la maravillosa cultura, por la transformación profunda de América Latina que empieza en el siglo XIX, continúa en el siglo XX y por supuesto que la veremos en el siglo XXI”.

Comentarios

Otras Noticias