'Hollywood”: Un vistazo al Hollywood perfecto

lunes, 18 de mayo de 2020
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- En la nueva historia de Ryan Murphy, la miniserie llamada Hollywood, un grupo de jóvenes diversos tendrá la oportunidad de cambiar las reglas de la industria, y quizá también a la sociedad estadunidense. Está basada en la realidad pero su desarrollo es producto de los buenos deseos de su creador. Los protagonistas son Jack Costello (David Corenswet), un excombatiente de la segunda Guerra Mundial, casado, a punto de ser padre, aspirante a actor; Raymond Ainsley (Darren Criss) un joven director que acaba de firmar un contrato con ACE Estudios para dirigir una cinta llamada “Meg”; Camille Washington (Laura Harrier), afroamericana aspirante a actriz; Archie Coleman (Jeremy Pope), un talentoso guionista de color que además es gay; Roy Fitzgerald (Jake Picking), sujeto que desea ser estrella de cine, bien parecido pero que no sabe actuar; y por último Claire Wood (Samara Weaving), la hija del dueño de los estudios, aspirante a actriz. El resto del elenco, no por eso menos importante, está integrado por Ernie (Dylan McDermott), quien maneja una gasolinería como fachada de su negocio de prostitución; Dick Samuel (Joe Mantello), el productor principal de ACE; Ellen Kincaid (Holland Taylor), una mujer talentosa, brazo derecho de Dick; Ace Amberg (Rob Reiner), dueño del estudio y su esposa Avis (Patti LuPone), ama de casa frustrada que sobrelleva su vida con visitas ocasionales a la gasolinería; y por último Henry Wilsom (Jim Parsons), un poderoso e influyente representante de actores, también manipulador de primera y acosador sexual consagrado que se dedica a buscar jóvenes guapos para moldearlos, según el estándar de la industria. Todos ellos estarán involucrados en la creación de “Meg”, que podría cambiar esos estándares dirigidos a una cultura estadunidense machista, racista y homófoba. La creación Ryan Murphy deseaba realizar un proyecto lleno de optimismo, una celebración del Hollywood de los años 40, idea que surgida durante una cena con el actor Darren Criss, quien también participa en la miniserie: “Estábamos cenando y comenzamos a hablar sobre una famosa gasolinería donde trabajadores sexuales se enfrascaban con celebridades. Estos jóvenes vivían en un ambiente de culpa y no se les permitía entrarle al juego de la industria porque eran vistos como mercancía dañada”, comenta el creador. Así pues, Murphy mezcló ambas ideas y comenzó a construir una historia sobre lo que él deseaba que hubiera sido el Holywood de esa época, donde mujeres, gays y gente de color pudieran florecer. Bajo ese contexto, argumenta Murphy, el mundo sería un lugar mejor. Ian Brennan, cocreador de la serie, narró: “Cuando comenzamos a escribir el show los personajes principales estaban ahí desde el principio; sin embargo, al tecer episodio tuvimos que aceptar que Camille no podría tener el papel principal porque no es lo que hubiera ocurrido en la realidad. Y cuando el estudio descubriera que Archie es negro lo retirarían de la película. Al toparnos con pared nos dimos cuenta que contar la historia de una manera que fuera históricamente correcta nos haría sentir sucios y explotadores. Nuestra experiencia al escribir el show fue como la de Archie y Raymond al hacer Meg”. Luego de haber “topado con pared”, Ryan Murphy se preguntó si no sería eso una oportunidad para contar una historia diferente, y de esta manera reescribir la Historia. Y así encontraron un modo de desbloquear la historia. Otro de los involucrados fue la escritora afroamericana Janet Mock, quien quedó intrigada: “Me dijo que la historia se situaba durante la época dorada de Hollywood y su sistema de estudios, y yo amo ese periodo, sobre todo a las películas de ese periodo. Sin embargo, como mujer de color, rara vez me veo representada en esa época. Le dije eso y recuerdo que me dijo:Confía en mí. La serie va tomar un giro y por eso es que te necesito como la líder del cuarto (de escritores)’.” Los guionistas deseaban plantear la interrogante de ¿qué tal si las conversaciones sobre el abuso en las dinámicas de poder hubieran tenido lugar en aquella época en vez de haber ocurrido en estos tiempos? Al respecto, Mock argulló: “Queríamos arrojar una luz en la tragedias que sí ocurrieron, pero al mismo tiempo queríamos contar una historia de triunfo. Y bajo esta premisa se creó una dinámica de colaboración durante el proceso de creación: “Trabajar en el show fue una gran experiencia colaborativa, de ida y vuelta con Janet, los directores, escritores y actores. Todo el mundo se sentía empoderado para decir lo que pensaba y es por eso que las huellas digitales de todos están en el show”, dijo Brennan.
Cambio, liderazgo y justiciar
La serie incluye personajes de la vida real como Rock Hudson, Henry Willson, Anna May Wong, Hattie McDaniel y Eleanor Roosevelt, cuya elección se relaciona con el mensaje de la serie. Al respecto, Murphy acotó: “…Fueron personas que debieron haber tenido la oportunidad de ser ellos mismos pero no pudieron”. O de otra manera, “fueron víctimas del sistema de Hollywood y fueron poco apreciados. Todos ellos tuvieron finales trágicos, así que estaba interesado en darles un final feliz. Mock agregó: “Para nosotros era importante contar una historia aspiracional, y que mostráramos una idea distinta de lo que debía ser un ganador y un soñador. Porque todavía batallamos en la industria donde tenemos pocas personas de color en pantalla, pocos personas LGBTQ y mujeres empoderadas. Así que queríamos que el show mostrara lo que Hollywood podría ser hoy si, en los años cuarenta, una película como Meg se hubiera hecho y hubiera sido recompensada#. Concluyó Murphy: “Aprendemos lecciones de vida de lo que vemos en pantalla. Aprendemos cómo actuar, cómo enamorarnos, cómo forjar amistades, cómo hacer enemigos, permea en nuestras membranas. Hollywood siempre ha sido un gran, gran maestro para mi, y creo que este show ofrece un mundo que necesitamos recordar: un mundo donde los buenos ganan y donde existe un nuevo amanecer. En su esencia, esto es de lo que se trata el show: de finales felices”. Te recomendamos: “Los hermanos Willoughby”: ¿Cuándo es válido cambiar de padres?

Otras Noticias