'Te mataré, derrota”, de un poema de Juan Gelman

martes, 5 de julio de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Historias de exilio en dos generaciones, obra autobiográfica creada por la Compañía Bola de Carne para que la protagonista Micaela Gramajo Szuchmacher hable de sí misma, de su familia, de sus padres exiliados de Argentina a México en el último golpe militar y el de su abuelo que de Polonia llega a México durante el nazismo a principios de la Segunda Guerra Mundial. Dos momentos históricos, dos movimientos de exilio que confluyen en una sola historia que se presenta bajo el título de Te mataré, derrota, inspirado en un poema de Juan Gelman: … te mataré con mi hijo en (la mano. y con el hijo de mi hijo/ (muertito. voy a venir con diana y te (mataré. voy a venir con jote y te (mataré. te voy a matar/derrota. La experiencia de padres, hermanos, hijos y tíos que desaparecieron durante el nazismo y la dictadura Argentina, o vivieron la dolorosa separación de los seres queridos, son algunos de los ingredientes que conforman esta obra de teatro testimonial estructurada a partir de microhistorias. En algunas, el espectador logra vibrar y emocionarse, y en otras sólo ser testigo vivo de una mujer que habla de heridas añejas de anécdotas infantiles que nos hacen sonreír. El escenario es compartido con el músico Nicolás García Lieberman que interactúa con Micaela Gramajo y que también da su testimonio, aunque como músico su mejor aportación es ésa. En el espacio escénico hay una mesa, un par de sillas y objetos que se utilizan mientras se narra un pedazo de vida. Echa a girar unos trompos enojada, exaltada o alterada, y metafóricamente unos se sostienen débilmente en pie, otros caen de la mesa y otros pocos se mantienen girando, victoriosos. Las grabaciones de audio y de video en una casetera y una televisión vieja es un buen recurso, y en la imagen vemos, por ejemplo, a su padre explicando cómo hacían pequeños explosivos para desparramar volantes subversivos en la calle y aprovechar esta acción para cerrar el espectáculo. Antes de iniciar la obra, el público transita por una exposición construida con hermosas cajas objeto que contienen documentos, fotos, cartas y recuerdos de los personajes inmersos en la vida de la actriz. El trabajo de creación colectiva, donde el texto es responsabilidad de Micaela Gramajo, y en la dirección se incorpora ella junto con Bernardo Gamboa y Marco Norzagaray, ordenan, desordenadamente, los recuerdos y las referencias, haciendo un collage escénico que poco a poco nos va adentrando en un recorrido emocional de la protagonista. Sí bien la sorpresa del final encanta, el espectáculo, la obra, por su brevedad, se queda corta en relación al potencial que refleja. Te mataré, derrota es una propuesta entrañable y personal, donde la actriz se interpreta a sí misma con sinceridad. Nos lleva por recovecos de un pasado en donde la represión, la huida y la separación coinciden con la situación actual de nuestro país donde un sistema dictatorial va permeando a nuestra sociedad y que es urgente detenerlo.

Comentarios

Otras Noticias