La barbarie

El violento enfrentamiento entre cooperativistas ocurrido en las instalaciones del diario Excélsior la mañana del domingo pasado, no sólo dejó un saldo de más de 20 heridos, cuatro de los cuales tuvieron que ser hospitalizados Fue, además, el incidente que desalentó a los posibles compradores del diario, afirma Proceso en su edición de este domingo 14 de septiembre
En estado de crisis, endeudado, con demandas penales, enfrentamientos entre sus mismos trabajadores, el otrora conocido como uno de los diarios más importantes del país, también va acumulando pasivos ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para el Trabajador del Estado (ISSSTE), y ante sus mismos trabajadores, quienes llevan meses sin cobrar su sueldo, detalla el semanario
La experiencia del enfrentamiento entre trabajadores y cooperativistas expulsados del Excélsior, deja una huella imborrable, pero también, un creciente estado de inquietud “En el diario hay incertidumbre, desesperación, no sabemos qué va a pasar”, dicen cooperativistas a Proceso
Y mientras Sepúlveda, quien dirigió a los trabajadores en contra de los cooperativistas expulsados que previamente habían tomado las instalaciones del diario, afirma que ellos actuaron de ese modo porque no contaron con el apoyo de la fuerza pública, el dirigente Rafael De la Huerta sostiene que tiene una orden judicial que lo acredita como director del Consejo de Administración
Entre tanto, los heridos del altercado sufren las consecuencias Uno de ellos, que, tirado en el suelo, fue pateado con saña, está a punto de perder un ojo Otro más, que fue golpeado con un tolete, apenas puede caminar, relatan los familiares de las víctimas a Proceso, en su edición de este domingo 14 de septiembre

Load More