Google celebra 125 aniversario del natalicio de Diego Rivera

MÉXICO, D.F. (apro).- Con una imagen de un mural en el que Diego Rivera pinta la palabra Google, el Fideicomiso Diego Rivera-Frida Kahlo del Banco de México, su patrocinador, celebra el 125 aniversario del natalicio del pintor mexicano.

El dibujo o doodle de hoy se puede apreciar desde cualquier computadora del mundo con sólo acceder a ese motor de búsqueda en internet.

En la pintura se aprecian personajes típicos del mundo de Rivera: indígenas y obreros, y un enorme sol; el artista, de espaldas, da los últimos toques arriba de un andamio –alusión al mural Haciendo un fresco (1931) que realizó en el Art Institute de San Francisco, California–, mientras que dos mujeres vestidas de china poblana admiran la obra.

En México, el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta) destacó, en un comunicado, el natalicio de Rivera, registrado el 8 de diciembre de 1886 en la ciudad de Guanajuato. La casa original es hoy Museo Diego Rivera.

Icono representativo del muralismo en México en el siglo XX, el domingo pasado, en el mismo tenor de los festejos, la Universidad de Tijuana realizó una recreación de la famosa obra Sueño de una tarde dominical en la Alameda Central en el Museo Diego Rivera Anahuacalli, donde se reunieron 175 voluntarios, quienes caracterizaron a cada uno de los personajes del mural y fueron inmortalizados en una fotografía que se expondrá el próximo año.

La pieza se expone permanentemente desde 1986 en el Museo Mural Diego Rivera, localizado a un costado de la Alameda de la Ciudad de México, construido expresamente para alojarla, luego de que el terremoto del 19 de septiembre de 1985 dañó el Hotel del Prado donde Rivera pintó la obra; ésta se puede apreciar de martes a domingo de 10 a 18 horas.

Actualmente el Museo de Arte Moderno (MoMA) de Nueva York expone Diego Rivera: murales para el Museo de Arte Moderno, que estará hasta mayo de 2012, la cual presenta ocho frescos transportables realizados en Estados Unidos en 1931, entre ellos Zapata, líder agrario (1931), una de las piezas más importantes que posee el museo.

En relación al doodle, David Batty, periodista del diario inglés The Guardian, comentó que era gracias a la fama de Frida Kahlo que se le reconocía a Rivera en el extranjero; sin embargo, vía twitter, diversas personas refutaron el comentario, como el también periodista y colaborador de CNN, Samuel Burke (@samuelcnn):

“La mayoría de los mexicanos dirían que esto no es verdad, y que es Frida quien ganó notoriedad debido a su relación con Diego. Su fama despegó después de él”, acotó.

El año pasado, con motivo del Bicentenario de la Independencia del país, el Banco de México rindió un homenaje a Rivera al plasmarlo en los billetes de 500 pesos, donde destaca en el anverso un autorretrato del muralista hecho en 1941, junto a una viñeta de su obra de caballete Desnudo con alcatraces, realizado en 1944.

Y al reverso se aprecia la imagen de Frida Kahlo en autorretrato acompañado por su obra El abrazo de amor del universo, la Tierra (México), yo, Diego y el señor Xólotl.

En ese entonces la crítica de arte Raquel Tibol comentó:

“¿Exaltar a una pareja tan conflictiva como Diego y Frida, que cada quien tenía su vida amorosa por su lado, y cada quien tenía su vida artística por su lado…?.

“¿Qué sentido tiene en el Centenario y Bicentenario exaltar a Frida y Diego como pareja? Hubieran tomado a Diego en el anverso y en el reverso el Palacio Nacional, el Hospital de la Raza, en fin, cualquiera de los grandes murales de Diego. O si hubieran tomado la imagen de Frida como tehuana, con los changos, con los monos, sería otra cosa. Frida no se metía en los murales de Diego ni en la obra de caballete; Frida le decía, en un momento determinado, ‘pinto para que veas lo que pinto’”.

Sin embargo, el cuadro mejor vendido en el mundo realizado por un latinoamericano es un autorretrato de Frida Kahlo, Raíces, que alcanzó los 5.6 millones de dólares en una subasta organizada por la firma Sotheby´s en Nueva York.

Cada año, en su aniversario, el matrimonio formado por los discípulos de ambos, Rina Lazo (de él) y Arturo García Bustos (de ella), celebra en su casa de Coyoacán, llamada “La Malinche”, con una fiesta nocturna de amigos a la que originalmente acudían Diego y Frida.

Comentarios

Load More