“Ese no es el asesino”, dice hijo de la activista de Marisela Escobedo

CIUDAD JUÁREZ, Chih. (apro).- El sicario Miguel Flores Morán, El Payaso, a quien la Fiscalía General del Estado (FGE) atribuye el homicidio de Marisela Escobedo, no es el verdadero asesino, aseguró este día el hijo de la activista, Juan Manuel Frayre, al cumplirse un año del crimen.

Refugiado en El Paso, Texas, donde también encabezó un mitin, Frayre Escobedo se comunicó vía telefónica con familiares de jóvenes desaparecidas, quienes  llevaron a cabo este día una serie de protestas en las instalaciones de la FGE y la Ciudad Judicial.

Fue en este último sitio donde Juan Manuel se comunicó para comentarles que en el ataque que sufrió su madre frente a las puertas del Palacio de Gobierno estatal, un familiar estuvo a pocos metros de distancia del homicida y le confirmó que no se trataba de la misma persona dada a conocer hace un par de días por las autoridades.

“Ése no es el asesino de Marisela Escobedo, esto se ha corroborado por el testigo que presenció el ataque, él ha visto la fotografía y esta es una mentira del gobierno de Chihuahua”, acusó el hijo de la activista.

Frente a los presuntos avances difundidos por la FGE en el caso de su madre, Frayre Escobedo reiteró que la persona que atestiguó el homicidio puede identificar en cualquier momento al asesino, quien no coincide con las características de Flores Morán.

“Desafortunadamente, somos gobernados por un gobierno mentiroso, corrupto, que es capaz de crear evidencias y crear culpables”, denunció.

También recordó que en al menos cinco ocasiones las autoridades han informado sobre la muerte de Rafael Barraza, asesino de su hermana Rubí Marisol, quien a pesar de confesar el crimen fue liberado y por quien Marisela inició la lucha en busca de justicia que a la postre la llevó a la tumba.

Sobre la versión emitida por la FGE, en el sentido de que se halló el arma con que fue ultimada la activista, así como 12 personas más, Frayre Escobedo mencionó que si bien ésta pudo ser la que se utilizó en el crimen, descartó que el artefacto hubiera estado en posesión de una misma persona durante todo el tiempo, como sostiene la autoridad.

“Es tonto y es estúpido creer que este hombre (Flores Morán) por ocho meses mantuvo esa arma en su poder e hizo otros crímenes, esta es una mentira más del gobierno y para su conveniencia, pues este hombre ya está muerto”, agregó.

El hijo de Marisela Escobedo pidió a las madres de las desaparecidas seguir adelante y fuertes, que no se les acabe la esperanza y sigan peleando hasta encontrar a sus familiares.

“Mi mamá siempre las exhortó a que salieran de sus casas y denunciaran esto que está sucediendo en Ciudad Juárez y no nada más en Ciudad Juárez, en todo el estado de Chihuahua, sigan peleando por sus hijas, sigan dando ese ejemplo”, comentó.

“Para mí ustedes son un ejemplo bien grande de fortaleza, un ejemplo a seguir, y yo veo en ustedes a mi mamá, veo a mi madre luchando, ustedes son la voz de mi madre”, añadió.

Durante las actividades que se realizaron en el primer aniversario de la muerte de Marisela Escobedo, integrantes de distintos grupos civiles se congregaron esta mañana en la FGE Zona Norte para realizar una marcha en la Ciudad Judicial.

Ya en ese lugar, los familiares de mujeres desaparecidas colocaron en las puertas una manta con la imagen de la activista asesinada, en donde se leía una declaración que Escobedo realizó días antes de ser asesinada:

“Si me van a matar, que me maten aquí, en Palacio de Gobierno del estado, a ver si les da vergüenza”.

Los manifestantes indicaron que esta acción representa de forma simbólica un “monumento a la ineptitud de las autoridades”.

Comentarios

Load More