¡No más impunidad!, el reclamo de activistas, periodistas y ciudadanos

MÉXICO, D.F. (apro).- Horas después del asesinato de Regina Martínez, corresponsal de Proceso en Veracruz, más de un centenar de activistas, periodistas y ciudadanos expresaron su indignación ante la ola de crímenes y agresiones impunes contra periodistas.

Ante la representación del gobierno de Veracruz en la Ciudad de México, en Marsella 77 esquina con Havre, los asistentes demandaron el esclarecimiento del crimen de la reportera a la que recordaron como comprometida con la verdad y con los derechos humanos.

“Matar a periodistas es silenciar a la sociedad. No sólo se afecta a un gremio o un medio en específico. Se violenta el derecho a la información de todos los mexicanos, uno de los elementos sustanciales de cualquier régimen que aspire a ser democrático. La ley de la censura es la del silenciamiento por la vía del asesinato y a ese silenciamiento se suma la falta de justicia y de esclarecimiento en cada uno de esos crímenes”, leyó a nombre de la empresa María Scherer, directora de Comercialización. Los asistentes gritaron “¡justicia, justicia, justicia!”.

Después de recordar los crímenes de los cinco periodistas asesinados en Veracruz en 2010, los atentados contra los medios y la criminalización contra los tuiteros, Scherer agregó: “Todos estos crímenes se mantienen impunes. Veracruz se ha convertido en una de las entidades de más alto riesgo para el ejercicio periodístico, a pesar de las reiteradas promesas y compromisos del gobierno estatal por esclarecer estos homicidios”.

En la protesta, el periodista y columnista de La Jornada, Julio Hernández, dijo que Veracruz es una muestra de las amenazas que enfrentan los periodistas para evitar que la verdad se publique, y destacó a los reporteros  “de a pie, los de provincia”, que sufren los embates de todos los partidos y niveles de gobierno.

Pidió a los presentes vigilar que mañana se apruebe en la Cámara de Diputados la Ley de Protección a Defensores de Derechos Humanos y Periodistas.

Por su parte, Rogelio Hernández, de la Casa de los Derechos de los Periodistas, informó que, a pesar de la aprobación de la Ley en el Senado, la Secretaría de Gobernación se ha mantenido inmóvil a pesar de que de febrero de 2010 a la fecha “han caído 24 compañeros” y se han cometido 250 agravios contra periodistas.

A la manifestación acudieron representantes de la Casa de los Derechos del Periodista, el Sindicato de Trabajadores de La Jornada, Reporteros Sin Frontera, Comité de Protección a Periodistas, la escuela Carlos Septién García, Periodistas de a Pie, Revista Zócalo, corresponsales de agencias internacionales y movimientos ciudadanos.

“Por Regina, por todos, estamos aquí. ¡Basta ya de asesinatos a periodistas!”, dijo al final de la protesta el periodista de este semanario, Jenaro Villamil. En ese momento los asistentes comenzaron a hacer fila para firmar el comunicado dirigido a Felipe Calderón, a la procuradora general de la República, Marisela Morales; al gobernador Javier Duarte y el procurador estatal Felipe Amadeo Flores.

Simultáneamente, en Puebla, Xalapa y Morelia otros periodistas se unieron al reclamo de “¡basta ya de impunidad en los crímenes contra periodistas!”.

Por su parte, el representante del gobierno de Veracruz informó que para el esclarecimiento del crimen se creará una comisión especial investigadora interinstitucional, encabezada por la PGR e integrada también por la Comisión Nacional de Derechos Humanos y la Procuraduría estatal que contará a Proceso como coadyuvante.

En el acceso de la casa del gobierno veracruzano fue dejada una veladora encendida y un mensaje en el que se leía: “El periodismo ilumina el camino… lo aclara. El mal gobierno lo oscurece”.

PRONUNCIAMENTO

Lic. Felipe Calderón Hinojosa, presidente constitucional de los Estados Unidos Mexicanos.

Lic. Marisela Morales, procuradora general de la República.

Dr. Javier Duarte Ochoa, gobernador del estado de Veracruz.

Lic. Felipe Amadeo Flores Espinosa, titular de la Procuraduría General de Justicia del estado de Veracruz.

BASTA YA DE IMPUNIDAD EN LOS CRÍMENES CONTRA PERIODISTAS.

Los ciudadanos y periodistas reunidos este domingo 29 de abril expresamos nuestra consternación e indignación por el asesinato de la compañera Regina Martínez, profesional del periodismo, maestra de varias generaciones, corresponsal de la revista Proceso en Veracruz.

Su crimen no es un hecho aislado. Se suma a la lista de cinco asesinatos contra periodistas, ocurridos desde 2010, en el estado de Veracruz, según han reconocido la Comisión Interamericana de Derechos Humanos y el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para la Defensa de los Derechos Humanos.

Son los casos de Miguel Angel López Velasco, columnista y subdirector editorial de Notiver, y el de su hijo Misael López, fotógrafo del mismo medio (20 junio de 2010); de Yolanda Ordaz de la Cruz, periodista de Notiver (25 de julio de 2010); del hallazgo del cuerpo de Noel López Olguín, reportero de Horizonte y La Verdad (1 de junio de 2011); y el de Evaristo Ortega Zárate, editor del semanario Espacio de Colipa, desaparecido desde abril de 2010.

Todos estos crímenes se mantienen impunes. Veracruz se ha convertido en una de las entidades de más alto riesgo para el ejercicio periodístico, a pesar de las reiteradas promesas y compromisos del gobierno estatal por esclarecer estos homicidios.

A estos hechos se suman  la ola reciente de criminalización de usuarios de redes sociales y las presiones constantes contra periodistas y medios, cuya función principal es informar a la sociedad veracruzana.

El asesinato de Regina Martínez constituye también el síntoma de una de las peores épocas para el ejercicio periodístico en todo el país. Más de 70 crímenes, desapariciones y amenazas de muerte se han sumado en este sexenio. Tan sólo en 2011, la organización Artículo 19 contabilizó 172 casos de amenazas y agravios contra periodistas. De nada han valido los compromisos de palabra, ni la creación de fiscalías o leyes para la protección de los periodistas. México se ha convertido en uno de los países más peligrosos del mundo para los informadores.

Por esta razón, reiteramos que no se trata de un crimen aislado sino resultado de un contexto reiterado de abusos, impunidad y amenazas contra la libertad de expresión y el derecho a la información en México.

Matar a periodistas es silenciar a la sociedad. No sólo se afecta a un gremio o a un medio en específico. Se violenta el derecho a la información de todos los mexicanos, uno de los elementos sustanciales de cualquier régimen que aspire a ser democrático. La peor ley de la censura es la del silenciamiento por la vía del asesinato. Y a ese silenciamiento se suma la falta de justicia y de esclarecimiento en cada uno de estos crímenes.

Por esta razón, quienes nos hemos reunido en el Distrito Federal, en Morelia, en Jalapa, en Puebla y en otras ciudades de la República nos unimos a un reclamo: Basta ya de Impunidad en los Crímenes contra Periodistas.

FIRMAS.

Comentarios

Load More