En México, sólo sanciones administrativas a HSBC: CNBV

MÉXICO, D.F. (apro).- Pese a que el banco HSBC reconoció ante el Senado estadunidense que permitió el lavado de dinero en sucursales de nuestro país, su filial mexicana sólo enfrentará sanciones administrativas, admitió Guillermo Babatz, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

Babatz comentó en entrevista con Radio Fórmula que el grupo financiero será sancionado sólo por incumplir con los controles bancarios adecuados para explicar la procedencia de los bienes de sus cuentahabientes.

Sin embargo, el presidente de la CNBV explicó “que el marco legal en México no permite comentar de casos de sanciones (…) el único que puede hacerlo es el propio banco”.

Asimismo, aseguró que en Estados Unidos nadie está acusando al banco de ser cómplice de los cárteles del narcotráfico o del terrorismo internacional, sino de carecer de los controles financieros adecuados.

Desde 2002, aseguró, la CNBV había advertido a HSBC sobre la debilidad de sus controles para detectar posible lavado de dinero; en 2008 se hizo una nueva advertencia a la institución.

En 2007, detalló Babatz, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores detectó 4 mil 890 cuentas con transacciones “inusuales” de HSBC México, y en respuesta envió a ese banco 7 mil 217 alertas.

“Las debilidades que tenía el banco en materia de controles antilavado fueron debilidades que desde 2002 la CNBV estuvo observándole al banco y, a partir de 2007, se le observó no sólo al banco en México, sino que también a los funcionarios en su matriz y se le hizo del conocimiento al regulador del país de origen, que es el Reino Unido”, reveló el funcionario.

Según Babatz, las autoridades mexicanas insistieron con “reclamos y observaciones” a HSBC en el Reino Unido acerca del comportamiento de su filial en nuestro país.

Ésta incluso llegó a enviar, entre 2007 y 2008, hasta 7 mil millones de dólares a Estados Unidos, un volumen de recursos por encima del promedio de otras entidades bancarias establecidas en México.

El titular de la CNBV aseguró que a lo largo de estos años las autoridades financieras mexicanas tuvieron reuniones con los ejecutivos de HSBC para mejorar los controles antilavado, sin embargo, sus sugerencias no dieron frutos.

Hoy, ejecutivos del banco HSBC aceptaron que sus estructuras financieras en México, Irán y Siria, entre otros países, permitieron el lavado de dinero de miles de millones de dólares procedentes del narcotráfico, contrabando de armas y terrorismo, hecho por el que ofrecieron disculpas al Congreso estadunidense, institución que el lunes 16 dio a conocer las operaciones ilegales del banco.

Además de la disculpa, David Bagley, uno de los principales ejecutivos de HSBC desde 2002, anunció su separación de la institución bancaria.

Babatz recordó que, a finales de 2008 y principios de 2009, “el banco tomó medidas muy duras”, como cerrar la recepción de depósitos de dólares en efectivo al público.

Asimismo, agregó, HSBC estableció “un mecanismo muy agresivo de cierre de cuentas que no contaran con la información adecuada”.

De hecho, el documento divulgado por el Senado estadunidense confirmó que por órdenes de la CNBV, HSBC México tuvo que cerrar en 2009 unas 3 mil 600 cuentas, de las que al menos 675 eran sospechosas de lavado de dinero.

Babatz explicó que HSBC operaba con la subsidiaria en México sin tomar en cuenta la debilidad de los controles que tenía, que la misma autoridad mexicana ya había señalado.

En enero pasado, la organización no gubernamental Global Financial Integrity (GFI) reveló que México es la segunda economía, de 160 naciones, con los mayores flujos financieros ilícitos, ya que al menos 872 mil millones de dólares salieron ilegalmente de nuestro país en las últimas cuatro décadas.

Load More