Revela CNDH otro ‘teatrito’ de la Policía Federal en tiempos de García Luna

MÉXICO, D.F. (proceso.com.mx).- Un nuevo caso de montaje durante los tiempos de Genaro García Luna al frente de la Policía Federal (PF), salió a relucir.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) documentó el caso en su recomendación 49/2013 el pasado 29 de octubre, en la cual se concluye que elementos de la PF asesinaron de 37 balazos a un hombre, publica este sábado el diario Reforma.

Tras ello la corporación inventó una persecución y un enfrentamiento para justificar la muerte, según el organismo de derechos humanos.

El incidente sucedió el 28 de abril de 2010, cuando la entonces Secretaría de Seguridad Pública federal, a cargo de García Luna, reportó un enfrentamiento a balazos ocurrido cuando López Granados huyó de un punto de revisión a bordo de un automóvil Chrysler tipo 300 M, con reporte de robo, e ingresó a una vivienda de Metepec, en el Estado de México.

Ahí murió Osvaldo Aguilar Martínez, habitante de la casa, quien disparó e hirió a un policía, según la SSP.

Ambos hombres fueron calificados como delincuentes y López Granados, puesto a disposición del Ministerio Público, según la versión oficial.

La CNDH halló evidencias de que en realidad seis federales irrumpieron ilegalmente en el domicilio de Aguilar Martínez y le dispararon sin mediar agresión.

La recomendación del organismo explica que los dictámenes de criminalística arrojaron que, del total de disparos que recibió la víctima, al menos 11 fueron cuando Aguilar Martínez hacía “maniobras instintivas de defensa”.

Testimonios recabados por la CNDH señalan que los agentes obligaron al hombre a disparar con una de las armas utilizadas para asesinar a la víctima, y reforzar así la historia del enfrentamiento.

El organismo determinó que en este caso hubo un cateo ilegal, uso excesivo de la fuerza, privación de la vida, así como detención arbitraria, retención ilegal y trato indigno.

El 26 de abril a las 22:30 horas López Granados y un acompañante fueron detenidos por federales cuando circulaban sobre la avenida Estado de México.

Los agentes revisaron el carro y encontraron una credencial de una confederación de motociclistas, indica la indagatoria de la CNDH.

Alegando que era una “charola” falsa, los policías detuvieron al hombre de 28 años y lo golpearon a bordo de un vehículo oficial. Luego fue llevado a un predio donde continuaron torturándolo.

La víctima dijo a los agentes que los llevaría con la persona que le proporcionó la “charola”.

Luego acudieron al domicilio de Aguilar Martínez, donde dañaron la cámara de seguridad. El conductor fue retenido afuera del inmueble y los policías entraron, tras lo cual se escucharon varias detonaciones de arma de fuego.

Posteriormente López Granados fue encañonado y obligado a colocar cartuchos a una pistola y luego a disparar contra el pasto. Su vehículo fue ingresado al lugar y estacionado de tal manera que pareciera estar involucrado en un enfrentamiento.

Por estos hechos el organismo pidió al comisionado nacional de Seguridad, Manuel Mondragón y Kalb, que se repare el daño y urgió el castigo para los servidores públicos responsables.

“Se acreditaron transgresiones a los derechos a la vida en agravio de V1 (Aguilar Martínez); a la libertad, integridad física y seguridad personal de V2 (López Granados).

“De la misma forma se vulneraron los derechos al trato digno, legalidad, seguridad jurídica, así como a la presunción de inocencia, honor y buen nombre en agravio de V1 y V2”, indica el documento de la CNDH.

Comentarios

Load More