Acepta la UNAM recomendación de la CNDH por acoso

MÉXICO, D.F. (apro).- La Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) aceptó “con precisiones y aclaraciones” la recomendación 45/2013 emitida por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) en torno al acoso de un profesor de física a una alumna de la Preparatoria 9, en abril pasado.

A través de un comunicado, y justo el día en que vencía el plazo para dar respuesta a la recomendación, la UNAM rechazó las aseveraciones que, a través de la propia recomendación, comunicados y entrevistas, hizo el ómbudsman nacional, Raúl Plascencia Villanueva, en el sentido de que la Universidad actuó de forma parcial, que pretendió ocultar el hecho y provocó que el caso quedara en la impunidad.

La UNAM “rechaza que se haya pretendido ocultar un asunto que condena y reprueba, como se ha expresado con claridad y hoy se reitera”, señala el comunicado.

Asimismo, sostiene que “es falso que haya habido impunidad” y añade que en la respuesta entregada hoy se detallan “en forma puntual” las acciones realizadas por la Universidad Nacional.

“Desde que se tuvo conocimiento del caso se actuó con contundencia”, afirma la UNAM en su comunicado. En 11 días hábiles, abunda, se aplicó “la máxima sanción” prevista en la normatividad universitaria, al despedir al profesor Teodoro Castro Ruiz, quien fue acusado por la estudiante de cuarto grado de bachillerato, Vanessa Rodríguez, de haberla acosado, proponiéndole calificarla con ocho o 10 en su examen de física si accedía a darle “besos” u “otra cosa”.

Según la UNAM, desde que la estudiante denunció el hecho, se le ofreció apoyo académico-escolar y médico.

“El mismo día de los hechos el abogado del plantel del bachillerato acompañó a la menor y a sus padres a levantar la denuncia penal correspondiente. A partir de ese momento, se ha apoyado la averiguación previa AP/PGR/FEVIMTRA/202/2013 y se tiene el conocimiento puntual del estado que guarda hoy la indagatoria y la instancia en que se encuentra”, subraya el comunicado.

Y atiza: “Causa extrañeza que la Comisión pretenda la coadyuvancia de la UNAM para presentar una denuncia cuando hay una en pleno desarrollo. Resulta pertinente ratificar a la CNDH que la responsabilidad del expediente está a cargo de la autoridad ministerial y no de la universidad”.

Además, la UNAM sostiene que existe desconocimiento del marco jurídico universitario por parte de la CNDH, al señalar que la UNAM fue omisa por no haber dado vista a la Contraloría interna, pues esta instancia no tiene atribuciones para conocer de faltas del personal académico, con excepción de daños patrimoniales.

“Hacer lo que plantea la Comisión implicaría inobservancia de la normatividad universitaria”, sostiene.

En su respuesta, que según la propia UNAM contó con el análisis del titular del Programa Universitario de Derechos Humanos, Luis de la Barreda Solórzano, la institución señala que en las últimas décadas, “como parte fundamental de su actividad académica”, se ha promovido el respeto y protección de los derechos humanos a través de “acciones específicas”, que abarcan la docencia y la investigación; la vinculación con la sociedad e instituciones públicas nacionales e internacionales involucradas en la materia, así como con las modificaciones al marco jurídico universitario.

Dichas tareas han incluido –señala el comunicado– la creación de instancias como la Defensoría de los Derechos Universitarios, los programas universitarios de Estudio de Género, de Derechos Humanos y de Bioética, la Comisión Especial de Equidad de Género del Consejo Universitario, la Unidad de Atención para Personas con Discapacidad y la Unidad de Atención y Seguimiento de Denuncias dentro de la UNAM.

Pese a estas acciones, la Universidad afirma que en atención a la recomendación, solicitó a distintas instancias de la Universidad que desarrollen un programa de educación, formación y capacitación en la materia y, en particular, “sobre los derechos que el orden jurídico mexicano confiere a las mujeres”.

Comentarios

Load More