Robo, móvil del asesinato de dos sacerdotes: Fiscalía de Veracruz

XALAPA, Ver. (proceso.com.mx).- La Procuraduría de Justicia de Veracruz (PGJE) aseguró que el móvil por el que fueron asesinados los sacerdotes Hipólito Villalobos Lima y Nicolás de la Cruz Martínez fue el robo.

En un comunicado, la PGJ boletinó la presentación de los tres presuntos homicidas, Gabriel Cruz González Gavilán, Alberto Cayetano Miguel Calaco y Heracleo Feliciano Anastacio Jaime Camilo.

La Fiscalía puntualiza que hay otras dos personas involucradas en el doble homicidio calificado.

Sin embargo, indica que por ser menores de edad su identidad será protegida conforme la ley.

Veinticuatro horas después de que se cometió el asesinato de los dos sacerdotes dentro de la casa parroquial San Cristóbal, en el municipio de Ixhuatlán de Madero dentro de la huasteca veracruzana, la PGJ señaló que la investigación ministerial número CHI-154/2013 por los delitos de homicidio calificado, arrojó como resultado la detención de los cinco implicados, hoy ya confesos.

“Luego de una investigación en la que participaron personalmente el procurador Felipe Amadeo Flores Espinosa y el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, el subprocurador regional de Justicia Zona Norte-Poza Rica, Tomás Cristóbal Cruz, dio a conocer los detalles del esclarecimiento de este acontecimiento que fue motivado por un robo”, consigna el comunicado 6315.

Ayer por la mañana (viernes), la Diócesis de Tuxpan, Veracruz informó que los sacerdotes Hipólito Villalobos y Nicolás de la Cruz fueron encontrados sin vida en el curato de la iglesia. Ambos tenían apenas un año en dicha casa parroquial.

En las declaraciones que hicieron los presuntos asesinos ante el Ministerio Público, indica la PGJE, confesaron la manera en que planearon e intentaron ejecutar el robo en la casa parroquial y cómo privaron de la vida a los sacerdotes.

“Estando dentro de la habitación del párroco Hipólito Villalobos Lima, le solicitaron una cantidad de dinero, pero como no se las quiso dar, lo empezaron a golpear, infiriéndole heridas cortantes con un cuchillo.

Al escuchar los gritos y forcejeos, el padre Nicolás de la Cruz Martínez salió de su habitación, siendo golpeado con una piedra por uno de los atacantes y, luego de perder el conocimiento, fue agredido con el arma blanca”, consigna el comunicado.

La Procuraduría de Justicia de Veracruz agrega que ya se logró recuperar el cuchillo de los agresores, el cual fue entregado por la mamá de Gabriel Cruz González.

“El cuchillo presentaba manchas de sangre, y al ponerlo a la vista del presunto responsable, lo reconoció como el que fue utilizado para privar de la vida a los sacerdotes”, detalla la PGJ.

Esta agresión a miembros de la Iglesia católica se suma a la del pasado 28 de septiembre, cuando un sacerdote fue atacado a machetazos cuando impartía misa en el sur del estado, en el municipio de Isla, Veracruz.

El pasado 15 de octubre, el obispo de Apatzingán, Michoacán, Miguel Patiño Velásquez, hizo pública una carta en la que indicó que el crimen organizado se ha apoderado de alcaldías y ha corrompido a policías.

En esa misma misiva, el prelado dio su voto de confianza a las autoridades para acabar con el flagelo de la inseguridad, pero cuestionó los pocos resultados obtenidos hasta ahora.

Las entidades con mayor incidencia de crímenes contra sacerdotes son el Distrito Federal, Chihuahua, Guerrero, Jalisco, Oaxaca, Veracruz, Michoacán, Hidalgo, Aguascalientes, Coahuila y Puebla.

Load More