Acusan a Conagua en Chihuahua de proteger al narco

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La Comisión Nacional del Agua (Conagua) se ha convertido en “una burla”, sólo se dedica a proteger al narcotráfico, aseguró este jueves el secretario del Comité Técnico de Aguas Subterráneas (Cotas), Enrique Ochoa Godoy, durante la toma simbólica de las instalaciones de esa dependencia en esta ciudad.

Añadió: “El desierto chihuahuense se está acabando y detrás está el narcotráfico, que construye cientos de pozos a pesar de la veda en algunas regiones”.

Además, reveló que en una zona de veda de este municipio hay 56 pozos siniestrados, 22 de los cuales están registrados a nombre de una sola persona.

La toma simbólica de las instalaciones de la Conagua, en la que participaron miembros de diversas organizaciones civiles, forma parte de las actividades de la Caravana Nacional por la Defensa del Agua, el Territorio, el Trabajo y la Vida, que el pasado lunes 11 arrancó en Ciudad Juárez y concluirá en la Ciudad de México el viernes 22.

El gobernador y representante de los ocho pueblos de la tribu yaqui de Sonora, Guadalupe Choquimaqui, destacó su histórica lucha por defender el agua, y sostuvo que la Caravana se realiza para dar a conocer en todo el país las violaciones a los derechos humanos que sufren los pobladores.

Juan Ríos, representante de la organización Tierra Nativa, que trabaja con comunidades rarámuri, se quejó de que el gobierno no dé a conocer a las etnias el problema de fondo cuando construye y desarrolla megaproyectos.

Por ejemplo, destacó, iniciaron las obras del gasoducto sin preguntar a las comunidades, y por presión de éstas se vieron obligados a realizar una consulta, pero ya llevaban 40 o 50% de avance.

“Convocaron a las comunidades, pero esa consulta sólo es una simulación de la Coordinación Estatal de la Tarahumara y de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI)”, denunció.

Isela González, directora de la Alianza Sierra Madre –que trabaja en tres comunidades de Guadalupe y Calvo–, señaló que esa y otras tres organizaciones que conforman la Red Defensa de la Tarahumara le han apostado a la vía jurídica y política para impedir que destrocen comunidades indígenas completas.

Con esas acciones se logró suspender la construcción del aeropuerto de Creel y ya preparan amparos contra la construcción del gasoducto El Encino-Topolobampo, dijo.

Además, se consiguió que se consulten los proyectos con las comunidades indígenas y que las autoridades federales y estatales respeten esa ley.

“En Guadalupe y Calvo lograron la suspensión de permisos de aprovechamiento forestal que otorgó Secretaría de Medios Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) de manera ilegal, porque los dieron sin someter la propuesta a consulta”, puntualizó.

Se trata de 50 mil hectáreas, cerca de las altas montañas de Guadalupe y Calvo, que son las principales proveedoras de agua para los ríos Wérachi y Fuerte, y que favorece a los agricultores de Sinaloa, agregó.

La activista reconoció que la lucha no ha sido fácil, porque han recibido amenazas y han tenido que solicitar medidas cautelares de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y del mecanismo nacional de defensores de derechos humanos, “que no sirven al 100%”.

Y esas luchas contra la defensa del agua y el territorio, subrayó, las emprenden en un contexto de violencia contra el narcotráfico.

María Teresa Guerrero, representante de Consultaría Técnica Comunitaria (Contec), abundó que el gobierno le apuesta al exterminio de los pueblos indígenas y campesinos, por lo que es necesario mantener la unidad entre organizaciones civiles para actuar en contra del poder que busca acabarlos, porque “si no hay unidad, no habrá resistencia”.

Joquín Solorio Urrutia, de El Barzón Chihuahua, indicó que en el estado han perdido la vida tres defensores del agua: Ismael Solorio Urrutia y su esposa Martha Manuela Contreras Solís (octubre de 2012), así como Alberto Almeida Fernández (este año).

“Nosotros nos unimos a la Caravana y vamos con ustedes hasta el DF”, dijo, e informó que El Barzón dio de plazo a la Conagua hasta el 25 de mayo para que reanude la limpieza del Río del Carmen, en el municipio de Buenaventura, porque de no ser así irán “a vivir” a las instalaciones de la dependencia federal.

Las estudiantes de la Escuela Normal de Saucillo “Ricardo Flores Magón” también se sumaron a la protesta y destacaron que la lucha de la escuela pública no puede permanecer ajena a la defensa de los otros derechos humanos.

Comentarios

Load More