Morena ocupa el Zócalo; exige “voto por voto” en la GAM

Simpatizantes de Morena protestan en el Zócalo capitalino. Foto: Miguel Dimayuga Simpatizantes de Morena protestan en el Zócalo capitalino. Foto: Miguel Dimayuga

MÉXICO. D.F. (apro).- Con versión light del megaplantón encabezado por Andrés Manuel López Obrador en 2006, simpatizantes del partido Movimiento Regeneración Nacional (Morena) iniciaron una marcha de 24 horas ininterrumpida e instalaron carpas, casas de campaña y mesas en pleno Zócalo capitalino.

La protesta tiene como propósito exigir a las autoridades electorales ‘limpiar’ la elección en la delegación Gustavo A. Madero, la segunda más grande del Distrito Federal, después de Iztapalapa. El triunfo favoreció al candidato del PRD-PT, Víctor Hugo Lobo –quien ya fue jefe delegacional de 2009 a 2012– con mil 936 votos más que el aspirante de Morena, Ramón Jiménez, según el conteo oficial del Instituto Electoral del Distrito Federal (IEDF).

Pasadas las 11 de la mañana los vecinos de distintas colonias de la GAM comenzaron a dar vueltas en el primer cuadro de la ciudad con sus banderas y camisetas con el letrero de Morena y una que otra con la caricatura de su líder, Andrés Manuel López Obrador.

“Voto por voto, casilla por casilla”, exigían las abuelitas, las madres con sus hijas en carriolas, los adultos mayores que luchaban por seguir el ritmo de la marcha.

Todos iban “convencidos” de que Lobo Román les robó la elección y de que “hubo fraude” como en el 2006, cuando el tabasqueño quedó en segundo lugar de la elección presidencial.

“Lobo, ojete, la GAM no es un juguete”, decía una cartulina que portaba una joven sentada dentro de una casa de campaña que da al Antiguo Palacio del Ayuntamiento.

Las consignas iban también hacia las ventanas de la oficina del primer piso de ese edificio, ahí donde despacha el secretario de Gobierno, Héctor Serrano:

“¡Renuncia Serrano, por cerdo y por marrano!”, dirigía una mujer de unos 50 años. Les explicaba a los inconformes que Serrano “es el secretario particular de Mancera (sic) y él le ayudó a Lobo a dizque ganar”. Y la gente repetía: “¡Renuncia Serrano…!”.

Una vuelta más a la plancha del Zócalo. Al pasar frente a las oficinas de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), las consignas cambiaban:

“¡Fuera Lobo, fuera Lobo!” y “¡Queremos a Ramón en la delegación!”. Así gritaban frente a dos mantas amarillas y negras que, sorpresiva y provocadoramente aparecieron colgadas en el inmueble: “En la Ciudad de México hay civilidad. En GAM ganó el PRD”.

De entre los inconformes, un vecino de la colonia San Juan y Guadalupe Ticomán –quien pidió el anonimato por temor a represalias–, contó a Apro que durante la pasada campaña electoral la delegación GAM condicionó los programas sociales por el voto para Víctor Hugo Lobo.

“A la gente le preguntaban qué programa social querían tener y los anotaban en una lista”, dijo.

Más: a los dueños de negocios en las avenidas Chiquihuite, Ticomán y Acueducto Guadalupe que se negaban a dejar que los promotores de Lobo colgaran mantas y propaganda, les clausuraban el establecimiento. “Tan sólo en esas avenidas hay como 11 locales clausurados”, agregó.

Francisco Chíguil, exjefe delegacional en GAM, quien renunció al cargo en 2008 luego de la tragedia de la discoteca New’s Divine, estaba entre los manifestantes de Morena.

Según su denuncia, la gente de Lobo Román compró votos –“500 y mil pesos les daban”–, utilizó porros para amedrentar a los votantes, amenazó a los representantes de Morena para que no se presentaran como observadores en las casillas… “Así opera este señor, se apoderó de la delegación”, se quejó el exdelegado otrora perredista.

La caminata se detuvo un momento cuando llegó el presidente nacional de Morena, Martí Batres, acompañado del excandidato a jefe delegacional de GAM, Ramón Jiménez, y cuatro exaspirantes de otros partidos políticos.

El líder de Morena reiteró que la protesta en el Zócalo es para reclamar a las autoridades capitalinas su intervención en el pasado proceso electoral. Acusó que hubo irregularidades desde la campaña y el mismo día de la elección.

Según los inconformes, la marcha para exigir el “voto por voto” durará 24 horas. Hasta las 14:00 horas, el contingente seguía la caminata, aunque ya disminuido en número y voz y sin la presencia del líder nacional de Morena, Martí Batres.

Comentarios

Load More