Juan Pablo II mantuvo una “intensa relación” con mujer atractiva

El Papa Juan Pablo II en el Vaticano. Foto: AP El Papa Juan Pablo II en el Vaticano. Foto: AP

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Juan Pablo II, el Papa 264 de la Iglesia católica y jefe de Estado del Vaticano desde el 16 de octubre de 1978 hasta su muerte, en 2005 mantuvo “una intensa relación con una mujer atractiva”.

Así lo comentó Eamon Duffy, profesor emérito de Historia del Cristianismo en la Universidad de Cambridge, de Reino Unido, luego de darse a conocer la relación amistosa que Karol Wojtyla tuvo durante más de 30 años con la filósofa estadunidense de ascendencia polaca Anna-Teresa Tymieniecka, quien estaba casada.

De acuerdo con un texto revelado por la BBC, el 10 de septiembre de 1976, dos años antes de ser ordenado Papa y convertirse en Juan Pablo II, Wojtyla escribió a Tymieniecka: “Buscaba desde el año pasado una respuesta para estas palabras tuyas: ‘te pertenezco’.

“Y finalmente, antes de dejar Polonia, encontré un camino: un escapulario. (Con él demuestro) la dimensión en la que te acepto y te siento en todo tipo de situaciones, cuando estás cerca y cuando estás lejos”.

Según la BBC, hay muchas líneas como las anteriores, contenidas en cientos de cartas que destapan una intensa relación amistosa entre Juan Pablo II y Tymieniecka.

En ellas no hay evidencias de que el Papa rompiera el voto de celibato que ordena a Iglesia católica, apunta.
El medio británico accedió a algunas de las cartas escritas por el pontífice y fotografías en las que aparece junto con Tymieniecka, sin embargo, no tuvo acceso a las misivas redactadas por la mujer.

Esta revelación con los documentos obtenidos muestra una faceta no conocida y poco explorada de Juan Pablo II.

La relación de amistad entre ambos inició en 1973, cuando Tymieniecka contactó con el futuro Papa, el cardenal Karol Wojtyla, entonces arzobispo de Cracovia, por un libro de filosofía que él había escrito; ella tenía entonces 50 años, viajó de Estados Unidos a Polonia para comentar el texto con el propio autor.

Tiempo después ambos empezaron a intercambiar cartas.

Hendrik Houthakker, esposo de Tymieniecka, era un distinguido economista de la Universidad de Harvard que tras el colapso del comunismo aconsejó al Papa sobre economía, por lo que el sumo pontífice le concedió el título de caballero papal.

“Aquí está una de las pocas figuras trascendentales de la vida pública del siglo XX, el jefe de la Iglesia católica, en una intensa relación con una mujer atractiva”, comentó Eamon Duffy, profesor emérito de Historia del Cristianismo en la Universidad de Cambridge, de Reino Unido.

En 1976 el todavía cardenal Wojtyla asistió a una conferencia católica en Estados Unidos; después Tymieniecka lo invitó a quedarse con su familia en la casa de campo que ésta poseía en Nueva Inglaterra, en el noreste del país.

Las cartas escritas por quien sería el Papa después de aquel viaje reflejan a un hombre que lucha por encontrar
sentido, en términos cristianos, a esa relación, por lo que hace pensar que ella pudo haber revelado intensos sentimientos por él, destaca la BBC.

En una de estas cartas, fechada en 1976, él escribe: “Mi querida Teresa, he recibido las tres cartas. Escribes que estás destrozada, pero no puedo encontrar respuesta para esas palabras”. Y la describe como “un regalo de Dios”.

La BBC señala que tal era su amistad, que quien sería el líder de la Iglesia católica le dio a Tymieniecka una de sus posesiones más preciadas: un escapulario, un objeto devoto formado por dos pedazos pequeños de tela unidos con dos cintas largas para echarlo al cuello.

En el reportaje explica: La Biblioteca Nacional de Polonia se opone a la interpretación de que la de Wojtyla y Tymieniecka fuera una relación única. La institución insiste en que fue una de muchas amistades que el Papa tuvo a lo largo de su vida.

Pero Carl Bernstein, el veterano periodista y ganador del Pulitzer por destapar el “escándalo Watergate” junto a Bob Woodward cuando ambos trabajaban para el diario estadunidense ‘Washington Post’, disiente.

Él fue el primer escritor en señalar la importancia de Anna-Teresa Tymieniecka en la vida de Juan Pablo II. La entrevistó en la década de 1990 para el libro ‘His Holiness’ (“Su Santidad Juan Pablo II y la historia oculta de nuestro tiempo”), que escribió junto al especialista en temas del Vaticano Marco Politi.

“Estamos hablando del santo Juan Pablo. Es una relación extraordinaria”, dice. “No es ilícito, pero sí fascinante. Cambia nuestra percepción de él”.

Comentarios

Load More