Topo Chico: el secretario que vio todo y no actuó

Topo Chico. Foto: Víctor Hugo Valdivia Topo Chico. Foto: Víctor Hugo Valdivia

El subcomisario Fernando Domínguez Jaramillo, a quien el gobierno nuevoleonés quiere responsabilizar por los asesinatos del miércoles 10 en el Penal de Topo Chico, dice que informó a tiempo de la situación al secretario de Seguridad Pública del Estado, general Cuauhtémoc Antúnez. En entrevista relata que, junto con él mismo y la directora del penal, el militar vio en los monitores de la prisión cómo avanzaba la confrontación de internos. Pero de ellos tres, Antúnez era el único con autoridad para ordenar la entrada de una fuerza policiaca mayor o pedir ayuda… No lo hizo.

MONTERREY, NL (Proceso).- El subcomisario de Administración Penitenciaria de Nuevo León, Jesús Fernando Domínguez Jaramillo, como parte de su defensa señala que el secretario de Seguridad Pública del Estado (SPE), general Cuauhtémoc Antúnez Pérez, estaba presente en el Penal de Topo Chico durante la riña que cobró la vida de 49 internos y sin embargo no ordenó el despliegue de una fuerza policiaca para controlar la violencia.

“El general Antúnez vio todo y no actuó. Estaba ahí, y yo con él, viendo los monitores en el momento en que todo ocurría”, dice el exfuncionario, entrevistado en los locutorios de la cárcel de la Policía Regiomontana, en el Parque Alamey, mientras espera que se resuelva su situación jurídica.

Acusado de homicidio calificado y abuso de autoridad por la masacre del miércoles 10, Domínguez Jaramillo exhibe un mensaje de Whatsapp, en el cual alertó oportunamente a Antúnez Pérez del incidente.

El procurador estatal, Roberto Flores Treviño, anunció el viernes 12 que tres trabajadores del sistema penitenciario estatal fueron detenidos por la misma razón. Al día siguiente se aclaró que se trataba de Domínguez Jaramillo y la directora de Topo Chico, Gregoria Salazar Robles, así como el celador José Reyes Hernández Aguilar, quien durante la riña mató a un interno de un balazo en la espalda.

El miércoles 17 se anunció que también estaba detenido el subdirector de la penitenciaría, Arturo Bernal González.

En la versión del subcomisario Domínguez Jaramillo, cuando se suscitó la violencia había únicamente tres guardias en los patios del penal: “Había sólo tres guardias en el turno. ¿Qué pueden hacer contra muchos? Lo que hicieron fue parapetarse para salvarse”.

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2051, ya en circulación

Comentarios

Load More