Identifican restos de empresario secuestrado en La Huasteca

SAN LUIS POTOSÍ, SLP (apro).- Los restos de un empresario secuestrado a fines de octubre en la Zona Huasteca fueron identificados, informó la Procuraduría de Justicia del estado.

El empresario era propietario de una abarrotería en Ébano, en la misma región. Sus restos habían sido hallados en diciembre pasado en un ejido del municipio de Tamuín, pero hasta ahora fueron identificados.

La banda de secuestradores que lo privó de su libertad fue detenida en Tamaulipas; se tienen reportes de que habían plagiado a otras dos personas.

El 23 de octubre de 2015, dos familiares de la víctima –identificado como Isidro Rivas, de 34 años- acudieron a las autoridades ministeriales a informar que varios sujetos lo privaron de su libertad en su negocio en el municipio de Ébano; los criminales posteriormente se pusieron en contacto con los padres del secuestrado para exigir el pago de un rescate.

Sin embargo, indicó la Procuraduría, los padres del comerciante se negaron a interponer denuncia y pidieron a las autoridades mantenerse al margen de las negociaciones, pero semanas después perdieron todo contacto con los plagiarios.

Uno de los integrantes de la banda fue acribillado durante un operativo policiaco y algunos de sus cómplices detenidos posteriormente en Tamaulipas.

Los detenidos confesaron ser responsables del secuestro de Isidro, así como de otras dos personas en los límites entre Tamaulipas y San Luis Potosí, a quienes también asesinaron e inhumaron en fosas clandestinas.

Los cuerpos de las otras dos víctimas fueron hallados en un predio en los límites entre ambos estados, en territorio tamaulipeco.

A fines de diciembre se dio a conocer el hallazgo de otros restos óseos en el Ejido Huastecos II de Tamuín, correspondientes a un cuerpo humano en avanzado estado de descomposición, aunque se le encontró todavía un grillete en la mano derecha y una pieza de cadena metálica en la izquierda.

Según los resultados de la necropsia, el hombre había muerto ahorcado con un objeto desde hacía un mes y medio, aproximadamente.

Los familiares de Isidro acudieron a la Procuraduría para identificar los restos; se realizaron pruebas genétias, mismas que la PGJE dio a conocer este jueves –dos meses después del hallazgo-, confirmando la identidad del comerciante secuestrado.

“Fue este día que se obtuvo los resultados y se encontró que sí hay correspondencia en un 99.9 por ciento en las muestras que se remiten como testigos y las de referencia de los donantes, que son sus ascendentes por
lo tanto sí hay perfil genético”, indicó la dependencia.

Comentarios

Load More