Repudian organismos civiles prórroga al proyecto Monterrey VI

Una de las protestas en contra del acueducto Monterrey VI. Foto: Agua para todos Una de las protestas en contra del acueducto Monterrey VI. Foto: Agua para todos

MONTERREY, NL (apro).- Organismos de la sociedad civil rechazaron hoy la prórroga de nueve meses que obtuvo el gobierno de Jaime Rodríguez Calderón para mantener vigente el plan hidráulico Monterrey VI.

Este martes se reveló que Servicios de Agua y Drenaje de Monterrey, paraestatal que lidera el polémico proyecto que pretende traer agua desde el río Pánuco, en San Luis Potosí, hasta la capital nuevoleonesa, decidió obtener más tiempo para que se mantenga viva la concesión firmada durante la pasada administración del priista Rodrigo Medina.

Integrantes de los organismos Unión Nuevoleonesa de Padres de Familia, Vertebra, Agua Para todos y Colegio de Abogados de Nuevo León acudieron hoy a manifestarse a la sede del Congreso local para demandar que el proyecto sea definitivamente suspendido.

Lucy Ortiz, de la asociación de paterfamilias, que representa unas 400 mil familias, consideró inexplicable que se mantenga vigente el plan para construir una tubería de más de 380 kilómetros, pues el proyecto ha demostrado ser insustentable.

“Esta protesta es la respuesta ciudadana al enterarnos de que todavía está despierto Monterrey VI. Estamos inconformes y demandamos la cancelación del trasvase de agua del Pánuco al río San Juan. Es algo que técnicamente se ha demostrado ilegal e inviable. Como ciudadanos no estamos siendo tomados en cuenta”, señaló la activista.

Una vez que se conoció el plan se constató que la obra había sido asignada de manera irregular y opaca, con un costo nunca debidamente aclarado, pero que rondaba los 50 mil millones de pesos.

Además, se descubrió que uno de sus constructores era el Grupo Higa, de Juan Armando Hinojosa Cantú, empresario favorito del gobierno de Enrique Peña Nieto.

Ortiz mencionó que, además de problemas financieros, Monterrey VI implica un ecocidio, pues el trasvase del Pánuco generará el despojo del recurso a comunidades de San Luis Potosí y Tamaulipas, que acceden a él.

“Estas personas se van a ver afectadas con el trasvase. Además, Nuevo León tiene una forma propia de abastecerse, por lo que no es necesario este proyecto, con el nombre que le están dando o con otro. No creemos en el proyecto que anunciaron para traer agua y asegurarla de aquí al 2050, porque Nuevo león sí tiene agua”, afirmó.

Mariano Núñez, del Colegio de Abogados de Nuevo León, consideró un error mantener vigente el plan hidráulico, debido a que la cuenca de donde se pretende traer el fluido tiene escasez del recurso.

“No hay agua. La cuenca es deficitaria, ha quedado demostrado, y ¿cómo es posible que prorroguen el plan? Lo que se ve es que buscan mantenerlo para que se haga la obra y se saque dinero con un elefante blanco. Los que impulsan el plan no entienden lo que es la justicia hídrica”, señaló.

El litigante dijo que si Monterrey VI no es suspendido, los nuevoleoneses que se oponen al proyecto recurrirán a instancias internacionales para buscar que sea clausurado de manera definitiva.

Aunque en campaña dijo que clausuraría el hidroplan, El Bronco ha sido ambiguo con respecto a su definición, y tampoco ha aclarado si, de manera definitiva, realizará o suspenderá las obras.

Load More