Muere la promotora cultural Alicia Zendejas

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La promotora cultural y crítica literaria Alicia Zendejas, creadora junto con su esposo, Francisco Zendejas, de los premios Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores (1955) e Internacional Alfonso Reyes (1972), falleció este viernes en la ciudad de Cuernavaca a los 87 años de edad.

En un comunicado el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) dio a conocer la noticia, y destacó que la también periodista, nacida el 4 de octubre de 1928 en esta capital, vivió las últimas dos décadas en el estado de Morelos.

Alicia Zendejas, egresada de las maestrías en Letras y en Artes Plásticas de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), fue secretaria de Relaciones de la Sociedad Alfonsina Internacional (SAI), tarea que compartió con Alí Chumacero y Jaime Labastida, quienes fueron presidentes.

Actualmente esa instancia está integrada por Alicia Reyes, Elías Trabulse, Ramón Xirau, Vicente Quirarte, Silvia Molina, Guillermo Sheridan y Javier Garciadiego.

Su actual presidente, el escritor y editor Felipe Garrido, ganador del Premio Villaurrutia en 2012, comentó en una entrevista con la Coordinación Nacional de Literatura del INBA que la crítica literaria fue una animadora “sobresaliente” de la literatura mexicana, por haber creado los premios y por su labor incansable en diversos medios, en los cuales escribía sobre nuevas publicaciones.

“Fue un personaje que sirvió de enlace con muchos escritores nacionales y extranjeros; una mujer que entregó su vida a la literatura. Tuvo una larga trayectoria como periodista y promotora cultural muy acertada por mucho tiempo.”

Y destacó su labor para mantener el “bienestar y la dignidad” de la Sociedad Alfonsina Internacional: “Ella fue secretaria de relaciones de la SAI todo el tiempo y uno de sus pilares más firmes. Cada vez que la Sociedad tuvo problemas, si pudo sobreponerse a ellos y seguir adelante fue en enorme medida por el trabajo de ella. Ninguna otra persona ha tenido tanto mérito en la supervivencia de la SAI como ella.”

El INBA señala que Zendejas no sólo fundó los dos premios antes mencionados, sino que les dio continuidad a lo largo de toda su vida y participó en ellos como jurado, además de que acudía a las ceremonias de entrega de los galardones.

Hay que recordar que cuando Felipe Garrido fue el galardonado con el Premio Villaurrutia, se le había asignado junto con Sealtiel Alatriste, pero por acusaciones de plagio el excoordinador de Difusión Cultural de la UNAM renunció al reconocimiento.

Zendejas dijo entonces al reportero Roberto Ponce, de la revista Proceso, que el premio no salía dañado, al contrario, “queda demostrado que tiene una memoria y un itinerario limpios; de escritores para escritores. El buen juicio se impuso”.

Recordó que en 1974 se le había otorgado a Manuel Echeverría por su libro Un redoble muy largo, y a Julieta Campos, pero se cuestionó que el primero fuese sobrino del presidente Luis Echeverría, quien finalmente renunció. La promotora resaltó:

“Me da alegría que haya privado la justicia. Creo que ahora sale favorecido el Premio Xavier Villaurrutia de Escritores para Escritores, como salió ganando en 1974…”

En el terreno de las artes plásticas hay que mencionar que entre 1953 y 1967 Alicia y Francisco Zendejas dirigieron “Galerías Excélsior”, una de las primeras salas de arte en México, ubicada en las instalaciones del diario, que albergó obra de artistas como Rufino Tamayo, Juan Soriano, Leonora Carrington y Pedro Coronal. Fue también un espacio para la presentación de obras literarias.

Como parte de su labor en la promoción de la lectura, Zendejas realizó las series radiofónicas Tres minutos con… y Todo lo que somos está en los libros, consistente en pequeñas cápsulas en las cuales comentaba libros de autores mexicanos, de América Latina y fragmentos de obras clásicas.

La producción fue hecha conjuntamente por la Secretaría de Educación Pública y el Instituto Mexicano de la Radio, y se transmitía por Opus 94.5 FM. Se pueden escuchar algunas cápsulas en el sitio en internet https://www.imer.mx/rmi/todo-lo-que-somos-esta-en-los-libros/.

Según el INBA, el último gran proyecto en el cual trabajaba Zendejas fue un libro que documenta la historia del Premio Xavier Villaurrutia, cuyo propósito es estimular, apoyar y difundir las letras mexicanas, y la producción de escritores transterrados, tanto latinos como iberoamericanos, con la condición de que su obra esté editada en México.

Comentarios