“Nos falta un pedazo de nuestro corazón”, claman madres de desaparecidos

MONTERREY, NL (apro).- Las madres de desaparecidos en la entidad no tienen motivos para celebrar este 10 de mayo.

Reunidas en la Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, Secuestrados y Desaparecidos en la entidad (Amores), ellas no pueden festejar en el Día de las Madres porque les falta alguien en su familia.

Juana Catalina Estala, integrante de la agrupación que se coordina con Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac) para buscar desaparecidos, señala en entrevista que a las progenitoras únicamente les queda, en este día, pedir que les regresen a sus seres queridos.

“El Día de las Madres es inolvidable, un día en que todas se sienten felices y orgullosas de ser madres. Pero para nosotras es un día donde nos sentimos tristes porque sentimos que nos falta algo, nos faltan nuestras hijas, nuestros hijos, quienes han sido desaparecidos por delincuencia organizada o por el gobierno”, advierte doña Juana Catalina en una carta que difunde este martes.

Madres de desaparecidos marchan en la CDMX. #Video: @octaviogomz #Procesofoto #instavideo

Un vídeo publicado por Revista Proceso (@revistaproceso) el

También resalta que las madres de Amores, y las que tienen personas ausentes por razones relacionadas con la criminalidad, esperan ser escuchadas hoy, porque ellas no pueden ser felices si sienten que alguien les falta.

“Estamos aquí reunidas para hablar y gritar ¿Dónde están?, porque queremos que nos oigan, que sepan que existimos y que hemos tenido que sufrir por tanta inseguridad y falta de justicia, y este sufrimiento opaca este día. Nosotras tenemos que aparentar que estamos felices y contentas, pero cómo hacerlo si tenemos una tristeza por dentro, cómo si nos falta un pedazo de nuestro corazón”, clama.

El hijo de la señora Estala, José Cruz Sánchez, desapareció en el 2012 en Reynosa, Tamaulipas. Desde entonces clama por ayuda para que su muchacho sea buscado.

“A mí me falta mi hijo. Sólo nos queda vivir de los recuerdos felices que pasamos con nuestras hijas o hijos, y no perder la esperanza y la fuerza para encontrarlos. En vísperas del 10 de mayo, Amores también estamos aquí, porque queremos decir que este sufrimiento es responsabilidad de las autoridades que nos deben dar seguridad”, señala la mujer.

Ella y las decenas de mujeres integrantes de la agrupación esperan que el gobierno, en sus diferentes niveles, deje la apatía y se concentre en la búsqueda de los ausentes. Tan sólo en 2016, Cadhac tiene reportadas 24 personas desaparecidas.

“Nosotras no podemos seguir viviendo con tanta incertidumbre, necesitamos que el gobierno trabaje como debe ser, necesitamos ver resultados. Queremos justicia, queremos que encuentren a nuestros seres amados”.

“Los avances que se han tenido, por la misma insistencia nuestra, no han sido suficientes, así que seguimos aquí, de pie, exigiendo, nombrando a nuestras y nuestros desaparecidos, denunciando la injusticia, y luchando por saber dónde están. Somos madres que sufren, pero sobre todo somos madres que luchan y no descansaremos hasta encontrarles”, advierte.

Desde el 2009, hasta este mes, Cadhac tiene registrados mil 352 casos de desaparición incluidos en 398 denuncias que han recibido de familiares de víctimas.

Comentarios