Al desnudo, la red bancaria de Elba Esther Gordillo

La exlideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo. Foto: Eduardo Miranda La exlideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo. Foto: Eduardo Miranda

Durante años, la otrora dirigente magisterial Elba Esther Gordillo tejió una intrincada red financiera para ordeñar los fondos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, que incluía empresas fantasma y casas crediticias manejadas por Enrique Martínez Ríos, antiguo funcionario del Banco Nacional de Comercio Exterior, y Pedro Ramírez Campuzano. Ellos se encargaban de “dispersar” los fondos del magisterio en bancos extranjeros con los consabidos intereses que regentaba La Maestra. En 2010, por ejemplo, manejaron más de 129 millones de pesos, según los documentos consultados por Proceso.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- La otrora poderosa Elba Esther Gordillo hizo de todo para mover las finanzas del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) a través de varias empresas ubicadas dentro y fuera del país.

También ordeñó la nómina de sus agremiados mediante esquemas financieros operados por Pedro Ramírez Campuzano, en tanto que Enrique Martínez Ríos, un funcionario del Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), desvió recursos del magisterio a casas de préstamo que cobran elevados intereses a maestros para beneficiarla a ella y a sus líderes seccionales.

Gordillo fue detenida el 26 de febrero de 2013 –acusada de delincuencia organizada y operaciones con recursos de procedencia ilícita por un monto mayor a los mil millones de pesos–, y la Procuraduría General de la República nunca explicó la forma en que ella se apropió del dinero del sindicato.

Documentos financieros y judiciales, así como cientos de correos electrónicos consultados por Proceso, detallan uno de los esquemas mediante el cual los líderes sindicales y personas físicas se quedaron con parte de la nómina del magisterio.

Los nombres que aparecen en la trama financiera del SNTE y los créditos de nómina para sus agremiados incluyen, además de Ramírez Campuzano y Martínez Ríos, a Alejandro Rueda, así como las empresas Kondinero, Crédito Maestro y ConSuPago.

Entre los beneficiarios figuran José Manuel Díaz Flores –detenido junto con Gordillo–, Enrique Martínez Ríos, Jaime Gonzaga Charola y Juan González Pérez; también están las empresas Servicios Administrativos Espival; la Temple Corporation, con sede en Holanda, y Pineapple Holdings LLC y Goat Enterprises LLC, que se encuentran en Texas.

En medio de esta estructura se encuentra Servicios Financieros DC, la empresa fantasma creada exprofeso para facturar a las prestadoras de servicios y posteriormente dispersar el dinero. Gracias a ese esquema, La Maestra y sus personeros movilizaron 129 millones de pesos tan sólo en 2010.

Fragmento del reportaje que se publica en la edición 2066, ya en circulación

Comentarios

Load More