Maestros de Guerrero repudian represión en Oaxaca y destrozan oficinas de la SEG

Manifestantes realizaron pintas en los muros de las oficinas de Educación. Foto: José Luis de la Cruz Manifestantes realizaron pintas en los muros de las oficinas de Educación. Foto: José Luis de la Cruz

CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes del magisterio disidente y normalistas de Ayotzinapa destrozaron oficinas de la Secretaría de Educación estatal (SEG), en esta capital.

En el puerto de Acapulco, otro contingente de docentes bloqueó la principal vía turística del puerto a la altura de la glorieta de La Diana y, en la región de la Montaña, manifestantes tomaron la sede del ayuntamiento de Tlapa.

Las acciones desplegadas por la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (Ceteg), normalistas y miembros de organizaciones sociales fue en respuesta a la represión policiaca que dejó oficialmente seis muertos, decenas de heridos y detenidos ayer en Oaxaca y para seguir insistiendo en su rechazo a la reforma educativa y la evaluación magisterial impuesta por el gobierno federal.

Por la mañana, un contingente de cetegistas y normalistas de Ayotzinapa partieron en marcha del sur de esta ciudad hacia la sede del Congreso local, donde realizaron un mitin pacífico y reprocharon la indiferencia de la clase política social frente al conflicto magisterial que se vive en el sur del país.

Incluso, fustigaron la frivolidad de la administración del gobernador priista Héctor Astudillo Flores, quien este sábado se desplazó a Oaxaca con su familia y varios miembros de su gabinete a bordo de aeronaves y vehículos oficiales para celebrar la boda del secretario de Obras Públicas, Rafael Navarrete, realizada en el templo de Santo Domingo, donde estuvo presente el mandatario de la vecina entidad, Gabino Cué, mientras las policías Federal y Estatal emprendían una embestida contra pobladores y docentes en la zona del istmo.

Enseguida, los manifestantes se dirigieron a dos inmuebles que forman parte de una red de edificios que renta la SEG a través de procedimientos que benefician a particulares para habilitarlos como oficinas públicas.

El primer punto fueron las oficinas particulares del titular de la dependencia estatal, José Luis González de la Vega Otero, donde irrumpieron de forma violenta, desalojaron a los trabajadores de confianza y destrozaron equipo de cómputo, mobiliario y la fachada del lugar.

Luego se trasladaron a las oficinas administrativas de la SEG, donde realizaron la misma acción, no obstante policías estatales llegaron y dispersaron a los inconformes lanzando gas lacrimógeno.

La acción de los uniformados provocó la intoxicación de ciudadanos que habitan en las inmediaciones del inmueble destrozado por cetegistas y normalistas, quienes regresaron en marcha al lugar donde mantienen un plantón al sur de la ciudad.

Hasta el momento la administración estatal no ha emitido una postura al respecto; por el contrario, el gobernador Astudillo decidió cancelar eventos públicos y convocó a su gabinete a una reunión privada en la residencia oficial Casa Guerrero.

Comentarios

Load More