Citará Fiscalía de Morelos a exprocurador para que explique caso Tetelcingo

El exprocurador Rodrigo Dorantes Salgado. Foto: Octavio Gómez El exprocurador Rodrigo Dorantes Salgado. Foto: Octavio Gómez

CUERNAVACA, Mor. (apro).- El fiscal general de Morelos, Javier Pérez Durón, informó que el exprocurador Rodrigo Dorantes Salgado, actual delegado de la Procuraduría General de la República (PGR), será citado a declarar para que explique cómo sucedieron los hechos de la inhumación en las fosas clandestinas en Tetelcingo.

En conferencia, aseguró que derivado de todo lo que se observó en la diligencia de inhumación, existen elementos suficientes para llamarlo a comparecer para saber cuál fue su participación en los hechos.

Y aunque se negó a precisar en calidad de qué será citado el funcionario por “la secrecía de la carpeta”, el fiscal de Morelos aseguró: “Nosotros lo vamos a citar. Si no comparece, buscaremos las medidas para asegurar su comparecencia, conforme a derecho y a los procedimientos que establece el Código Penal. Lo haremos lo más pronto posible”.

Pérez Durón agregó que serán reabiertas las investigaciones correspondientes a 41 cuerpos inhumados en las fosas, cuya causa de muerte se presume que fue la violencia.

Admitió que nunca se investigaron esas muertes, que no hay detenidos y que las anteriores administraciones de la Fiscalía prefirieron colocar los cuerpos en las fosas antes que investigar.

De hecho, confirmó que algunos de los casos de personas que presumiblemente tuvieron una muerte violenta, no tienen carpeta de investigación, lo que representaría una seria irregularidad.

Acompañado del fiscal regional oriente Rafael Ávila, el titular de la Fiscalía General expuso ciertos números respecto a las exhumaciones de Tetelcingo:

Del total de cuerpos, 41 muestran muertes violentas confirmadas, 26 por enfermedad o “atípicas”, cuatro por suicidios, siete por caída y 12 por hechos de tránsito –atropellados o choques–, mientras que nueve muertes son “indeterminadas”.

No obstante, en la numeralia que presentó le faltó confirmar la razón de la muerte de 18 personas. Tampoco pudo asegurar que los restos rescatados por separado en las fosas de Tetelcingo, provengan de hospitales. Por eso, dijo que se abrieron nuevas carpetas de investigación para cada uno de ellos.

Pérez Durón añadió que 117 cuerpos fueron exhumados de las dos fosas: 53 de la A, correspondiente a la zona oriente; de éstos, 49 tenían carpeta de investigación, tres no y una contaba con sello ilegible, por lo que debió asignarle nueva carpeta.

Sin embargo, a este último –como a los de la otra fosa– por tener nueva carpeta de investigación, los datos ya no pueden ser corroborados, aclaró.

Respecto a la fosa B, correspondiente a la zona metropolitana de Cuernavaca, informó que fueron 64 cuerpos. De éstos, 33 tenían carpeta de investigación y ocho no, mientras que asignaron nuevas carpetas a 23 cadáveres pues tenían “el sello ilegible”. Además se encontraron 12 restos óseos y nueve bolsas con partes “que pueden provenir de algunos hospitales”, dijo el funcionario.

El fiscal general de Morelos Javier Pérez Durón dijo que no tiene corroborado el dato sobre una posible tercera fosa en Tetelcingo. No obstante, aseguró que lo investigarán pues no van a ocultar nada sobre el tema. “No tenemos el dato respecto a la tercera fosa. Vamos a indagar. Si es necesario abrirla, lo vamos a hacer”, dijo.

Aunque recordó que el arqueólogo de la Procuraduría General de la República (PGR) que participó en la diligencia consideró que no era posible la existencia de una tercera fosa en la zona.

Sobre el caso de las fosas de Jojutla, el titular de la Fiscalía General se negó abordar el hecho. Lo único que dijo fue que en las próximas semanas se definirá la fecha para la exhumación y dejó claro que pedirán la participación de la PGR y otras instancias federales, así como organizaciones de la sociedad civil.

En su edición de esta semana (2068), Proceso publica el reportaje titulado “En Jojutla, una tercera fosa”, en la que explica cómo las inhumaciones de decenas de cuerpos de ambos municipios indignan a la sociedad morelense.

Proceso consultó documentos de la Fiscalía General del Estado de Morelos sobre el segundo caso y tras recoger las opiniones de vecinos, colegas y exfuncionarios, documenta el modus operandi de las autoridades estatales y municipales en los últimos 10 años. Acaso lo peor está por venir, ahora que se abra una tercera fosa en Jojutla; ‘ahí encontraremos el mismo horror que Tetelcingo’, dice el poeta Javier Sicilia”.

Comentarios

Load More