Ahora por delincuencia organizada, dictan formal prisión a “El Güero” Palma

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Un juez federal dictó auto de formal prisión a Héctor El Güero Palma, ahora por el delito de delincuencia organizada, en la modalidad de cometer delitos contra la salud.

En la información difundida, se explica que “en cumplimiento a la orden de aprehensión librada por el Juez Cuarto de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de Jalisco, con residencia en Puente Grande, El Güero Palma fue ingresado al Centro Federal de Readaptación Social Número Uno “Altiplano”, en Almoloya de Juárez”.

Por lo anterior, se libró un exhorto al Juzgado de Distrito de Procesos Penales Federales en el Estado de México, con sede en Toluca, “para que en el auxilio de sus labores, coadyuvara en recibir la declaración preparatoria del implicado y resolviera su situación jurídica”.

El Güero Palma fue entregado por Estados Unidos a las autoridades mexicanas el miércoles 15 de junio, luego de permanecer nueve años en prisión.

Tras ello, un juez de Nayarit dictó auto de formal prisión contra Héctor El Güero Palma por su presunta responsabilidad en el asesinato del subcomandante de la Policía Judicial en esa entidad, Antonio Contreras, y su escolta José Cruz Guerrero, ocurrido en 1995.

En su edición del pasado del 12 de junio (2067), la revista Proceso publicó un amplio reportaje titulado “El Güero Palma, consentido de Estados Unidos”, en el que destaca que el narcotraficante se declaró culpable de tráfico y distribución de 50 kilos de cocaína a ese país, luego de firmar un ventajoso acuerdo con la fiscalía un año después de haber sido extraditado por el gobierno de Felipe Calderón.

Así, El Güero Palma quiso enterrar más de 16 años de carrera criminal, durante los cuales traficó kilos y kilos de drogas, corrompió autoridades, lavó dinero, violó muchas leyes en varios países y perpetró al menos dos matanzas en México.

De acuerdo con el texto firmado por Anabel Hernández, el capo primero trabajó al servicio del Cártel de Guadalajara, a las órdenes de Rafael Caro Quintero, Ernesto Fonseca Carrillo y Miguel Ángel Félix Gallardo, y luego de Amado Carrillo Fuentes, al lado de su amigo y socio Joaquín El Chapo Guzmán –ahora en la antesala de la extradición–, junto con quien lideró el Cártel de Sinaloa.

La madrugada del 20 de enero de 2007, Palma fue extraditado a Estados Unidos junto con otros 10 capos. La administración calderonista presentó la acción como una medida enérgica contra el narcotraficante… pero la justicia estadunidense no mostró su rostro más implacable con él.

El juez le dictó una condena de 192 meses de prisión (16 años) a sugerencia de la propia fiscalía, y le impuso una multa de 100 dólares. Nada mal si se considera que la sentencia podría haber llegado a cadena perpetua y a un pago de 4 millones de dólares.

Además, y por intercesión de la fiscalía, el juez accedió a que Palma Salazar se quedara en una prisión en California para facilitar las visitas de su familia. Y lo más importante: ordenó tomar en cuenta los 82 meses que El Güero Palma pasó en una prisión mexicana esperando su extradición.

El sábado 11, tras nueve años de encierro en Estados Unidos, El Güero Palma fue liberado y puesto a disposición de autoridades de aquel país, que el miércoles 15 lo entregaron por la frontera con Matamoros.

Comentarios