El expediente criminal de “Alfredillo” 

El hijo del Chapo Guzmán levantado el lunes 15 por un comando armado tiene un proceso abierto y una orden de detención en su contra en Estados Unidos. De acuerdo con el expediente criminal radicado en una corte federal de Chicago, cuya copia tiene este semanario, pese a su juventud Jesús Alfredo Guzmán Salazar realizaba desde hacía algunos años actividades importantes en el cártel liderado por su padre: tráfico y distribución de drogas en cuando menos ocho estados de aquel país, sobornos a funcionarios públicos, así como actos de intimidación y amenazas contra servidores públicos y miembros de cárteles rivales.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Desde que tenía 23 años de edad Jesús Alfredo Guzmán Salazar, hijo de Joaquín Guzmán Loera, se convirtió en una pieza importante de las operaciones de narcotráfico del Cártel de Sinaloa que ha dirigido su padre durante los últimos 15 años. Igual se ha encargado de la logística de trasiego de diversas cantidades de cocaína y heroína a Estados Unidos que de la recolección de las ganancias de la organización criminal en ese país, y del lavado de dinero de dichas ganancias.

Así lo señala el expediente criminal 09-cr-383 abierto en su contra en 2009 en la Corte Federal de Distrito Norte de Illinois, en Chicago, del cual Proceso tiene copia.

Con el paso del tiempo sus actividades dentro del cártel se hicieron mayores, según el expediente, al punto de involucrarse en las operaciones desarrolladas en al menos nueve países de América Latina, incluyendo México. Y participaba en el tráfico y distribución de drogas en cuando menos ocho estados de la Unión Americana: California, Illinois, Michigan, Ohio, Nueva York, Washington, Wisconsin y Massachusetts.

De acuerdo con la última actualización de la acusación criminal en su contra, fechada en abril de 2015, la participación de Alfredillo se extendía a tráfico de armas y sobornos a funcionarios públicos, así como a actos de intimidación y amenazas contra servidores públicos y miembros de cárteles rivales.

La madrugada del lunes 15 el hijo de El Chapo Guzmán fue capturado por un grupo armado mientras se encontraba junto con su hermano Iván Archivaldo Guzmán Salazar en el restaurante La Leche celebrando la despedida de soltera de una prima, según revelaron familiares de Guzmán Loera a Proceso.

Iván salió momentos antes de la entrada del grupo armado y Alfredo fue sustraído junto con otros cinco hombres, uno de ellos su primo José Manuel Díaz Burgos. Desde entonces no se conoce su paradero.

Alfredillo, como lo denomina la Fiscalía de Estados Unidos, está coacusado junto con su padre Joaquín, con Ismael Zambada García –el otro líder de la organización criminal–, con Vicente Zambada Niebla y al menos 10 personas más de conspirar para importar, exportar y distribuir droga a ese país.

En el expediente se afirma que desde noviembre de 2008 Alfredillo, nacido en mayo de 1985 según los registros de ese gobierno, ha actuado como “el coordinador logístico que coordinó cargamentos de varios kilos de cocaína y heroína a los Estados Unidos a nombre de Joaquín Guzmán Loera o la facción de Guzmán Loera, así como el envío de múltiples cantidades de dinero para Joaquín Guzmán Loera y la facción de Guzmán Loera proveniente de sus clientes en Estados Unidos”.

Fragmento de la entrevista que se publica en la edición 2077 de la revista Proceso, ya en circulación.

Comentarios