Golpiza a chofer de Uber desata protestas en Mérida

MÉRIDA, Yuc. (apro).- La tensión entre el Frente Único de Trabajadores del Volante y operadores de la plataforma Uber se desbordó a raíz de la golpiza que un par de presuntos taxistas asestaron a un operador del nuevo servicio, lo que desató protestas por parte de ambos bandos contra la autoridad.

La crisis estalló en cuanto se hizo pública, a través de redes sociales, la brutal paliza que un operador de Uber recibió esta madrugada a manos de un presunto par de taxistas del FUTV quienes, haciéndose pasar por usuarios del servicio, abordaron su unidad, un Nissan Tiida.

Una vez a bordo hicieron que el hombre, que terminó en el hospital, se dirigiera a un desolado callejón de la colonia San José Tecoh, donde lo bajaron para golpearlo e incendiar el vehículo, que quedó consumido en su totalidad.

Vecinos que, alertados por los gritos de auxilio del operador de Uber despertaron y salieron a ver lo que ocurría, dijeron que los dos agresores huyeron de la unidad en un ecotaxi, perteneciente también al FUTV.

En respuesta, los socios de Uber bloquearon con sus unidades el perímetro que circunda al palacio de gobierno, en el primer cuadro de la ciudad, para exigir al gobernador priista Rolando Zapata Bello encontrar y castigar a los atacantes de su compañero, poner un alto a las agresiones y meter en cintura al FUTV.

Aunque fueron atendidos por funcionarios estatales, los socios de Uber rechazaron hasta esta tarde las propuestas de acuerdos que fueron planteadas a sus directivos.

Por la tarde, los manifestantes aceptaron retirar algunas de sus unidades para abrir parcialmente la circulación, aunque una parte de ellos decidió trasladar parte de la protesta a la Fiscalía General del Estado (FGE).

A su vez, la directiva del FUTV, que lidera Héctor Fernández Zapata, convocó a sus más de 3 mil agremiados a una asamblea general extraordinaria, en la que se aprobó establecer un frente para salir a exigir la expulsión de Uber del territorio nacional.

Mientras tanto, acordaron un paro general del servicio de taxis en el estado en protesta por la irrupción de la plataforma en el sector, al tiempo que culpó a sus operadores del rechazo ciudadano al FUTV.

El conflicto también repercutió en la plataforma yucateca Ryde & Go la que, dadas las circunstancias, anunció la suspensión temporal de sus servicios por seguridad de sus operadores y sus vehículos.

En medio de la crisis, el gobierno del estado emitió un comunicado en el que condenó “profundamente que pasen este tipo de actos violentos. No es concebible que existan estas situaciones que lastiman la seguridad de las personas que habitamos en Yucatán”.

Y afirmó que en el estado “al que delinque, se le castiga. Por eso no permitiremos que situaciones de esta naturaleza queden impunes”, prometió.

Según el comunicado, el gobernador Rolando Zapata Bello instruyó “enérgicamente a la Fiscalía General del Estado para que encuentre a los culpables de manera inmediata”.

El texto también asegura que “se trabaja en conjunto con los responsables de la plataforma digital para que proporcionen la información correspondiente, a fin de identificar a los pasajeros que solicitaron el servicio”.

Asimismo, señala que los choferes que se manifestaron en el palacio de gobierno “fueron recibidos para escuchar sus quejas y atenderlas hoy mismo”.

Y reitera: “Que quede claro: vamos a castigar y aplicaremos todo el peso de la ley a los culpables de este delito”.

Comentarios