Denuncian fracaso de gobierno de Cué ante feminicidios; sumó 526 casos

Mujeres protestan en contra de los feminicidios en Oaxaca. Foto: Jesús Cruz Mujeres protestan en contra de los feminicidios en Oaxaca. Foto: Jesús Cruz

OAXACA, Oax. (apro).- El gobierno de Gabino Cué resultó todo un “fracaso”, debido a que en su sexenio se cometieron 526 feminicidios, de los que 101 registrados en lo que va del año, dijo Ana María Hernández, coordinadora de Consorcio para el Diálogo Parlamentario y la Equidad Oaxaca.

Hernández Cárdenas calificó al “gobierno de la alternancia” como un fracaso luego de que prometió combatir la impunidad y terminó igual o peor que las gestiones priistas que le antecedieron, ya que en el sexenio de José Murat Casab se cometieron 429 crímenes de mujeres, en el de Ulises Ruiz Ortiz bajó a 283 feminicidios y ahora se dispara a 526 cuando faltan ocho días para que termine Cué su administración.

Lo preocupante es que con los datos que proporcionó el fiscal general Joaquín Carrillo Ruiz, durante su comparecencia, no se cubre ni 30% del esclarecimiento de los feminicidios, debido a que los agresores no han sido detenidos o no se han ejecutado las órdenes de aprehensión, de tal manera que hay un alto grado de impunidad.

La activista insistió en que hay un fracaso en la política de Gabino Cué porque ha “invisibilizado” y normalizado la violencia contra las mujeres y, aunque creó “elefantes blancos” con la fiscalía especializada y se tipificó el feminicidio, eso no se ha visto reflejado en mayor seguridad de las mujeres y niñas, pues “es el sexenio con más asesinatos de mujeres”.

También mencionó que la deficiencia en materia de procuración y administración de justicia fue en todas las regiones, principalmente en la Mixteca, Sierra Sur, Sierra Norte, Cañada, Costa y Valles Centrales, debido a que el sistema de justicia no investigó los asesinatos de mujeres como feminicidios.

Incluso se evidencia cómo la trata de personas se vuelve un elemento a analizar en la Costa para entender la violencia feminicida y asesinatos de mujeres en dicha región; la frontera con Veracruz y la facilidad con la que los homicidas impunemente dejan un cuerpo de uno u otro lado de la misma hacen que las autoridades del Papaloapan no investiguen muchos feminicidios.

El incremento de la presencia y operación impune del crimen organizado en el Istmo ha elevado los asesinatos de mujeres en dicha región, y los Valles Centrales continúan siendo un foco rojo por la impunidad con que se cometen los delitos y la omisión de las autoridades en la procuración e impartición de justicia, agregó.

Hernández Cárdenas cuestionó que las dos legislaturas que acompañaron y en muchos casos solaparon a este gobierno no legislaron de manera integral, y en contrario, desecharon la mayoría de las reformas propuestas por la sociedad civil.

Mientras que el Poder Judicial, con todo y la costosa reforma en la materia, no respondió a las exigencias de justicia, dejando en libertad e impunidad a la mayoría de los agresores, sin otorgar medidas de protección y dictando escasas sentencias.

También denunciaron el desprecio machista hacia las mujeres, que se expresa en otros tipos de violencia, como son la obstétrica, que a lo largo del gobierno de Gabino Cué se tradujo en partos en estacionamientos y banquetas, aumento en el número de cesáreas y maltrato a indígenas embarazadas.

Así como “la violencia contra las mujeres con alguna discapacidad permea silenciosamente en nuestra cultura y mantiene invisibles a muchas personas”.

Además, dijo, los transfeminicidios que se documentan en Oaxaca atentan contra la no discriminación y perpetúan la homofobia y transfobia, dejando en letra muerta los pronunciamientos de Cué.

Comentarios

Load More