Gobierno de Chihuahua carece de reportes sobre desaparición de jornaleros

En noviembre de 2008 un comando secuestró a 27 jornaleros en Sinaloa. Foto: Juan Carlos Cruz En noviembre de 2008 un comando secuestró a 27 jornaleros en Sinaloa. Foto: Juan Carlos Cruz

CHIHUAHUA, Chih. (apro).- La Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) estatal dio a conocer que las familias de jornaleros agrícolas cambian constantemente de lugar para trabajar en esta temporada y que, hasta ahora, no hay denuncia de desaparición.

“Como en cada ciclo agrícola, los jornaleros y sus familias, del interior del estado y de otros puntos de la República Mexicana, se han trasladado a las zonas de producción y, ante ello, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social estará realizando rondines por los municipios para verificar las condiciones de trabajo de los migrantes”, dio a conocer la dependencia en un comunicado.

En esas inspecciones se revisa que existan condiciones dignas para laborar y que no se den casos de trabajo infantil, destaca la dependencia.

Los trabajadores del campo y sus familias migran de un municipio a otro durante esta temporada, insiste la STPS y agrega que algunos son llevados por un “enganchador”, es decir, la persona que los contrata y quien se pone en contacto directo con el productor.

“Este fue el caso de un grupo de jornaleros agrícolas originarios de Guachochi y Baborigame, quienes se alojaron en el albergue ‘Chuchi Muñoz’, ubicado en el kilómetro 7.5 de la carretera Camargo-Jiménez, mientras trabajaron en la pizca de cebolla”, detallan las autoridades.

El viernes 19, varios medios de comunicación locales entrevistaron a jornaleros que denunciaron posibles abusos registrados en esas instalaciones.

El área de Inspectoría de la STPS acudió al lugar para verificar en qué condiciones estaban viviendo los trabajadores pero, al llegar el inspector al albergue, ya no encontró a los jornaleros ni sus familias, y tampoco al “enganchador”.

La STPS informó que trataron de localizarlos pero, por la naturaleza de su actividad agrícola, viajaron a otro rancho, probablemente en el municipio de Ahumada, sin que hasta el momento se conozca con certeza esa posibilidad.

“El reporte que arrojó Inspectoría tras esta visita al albergue señala que el ‘enganchador’ pagaba a los jornaleros un sueldo diario de entre 180 y 200 pesos, pero les descontaba hasta 90 pesos por tres comidas al día, y el transporte de ida y vuelta a su lugar de trabajo”.

Además, las autoridades indican que la secretaría no conoce de alguna denuncia por desaparición de este grupo de jornaleros, ni sigue el recorrido de los trabajadores migrantes de un municipio a otro, pero estará atenta para obtener más información durante sus labores de inspección por diferentes partes del estado.

Comentarios

Load More