Se manifiestan familiares de desaparecidos en NL; acusan a “El Bronco” de olvidar a víctimas

Familiares de desaparecidos en Nuevo León. Foto: Víctor Hugo Valdivia Familiares de desaparecidos en Nuevo León. Foto: Víctor Hugo Valdivia

MONTERREY, NL (apro).- En el Día internacional de las personas desaparecidas, unas 100 personas se manifestaron esta mañana en el Centro de Monterrey, para pedir justicia y el regreso de sus seres queridos.

En el triste onomástico, el reclamo fue para el gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez Calderón, que desde su llegada ocasionó un retraso en los avances que los afectados habían conseguido en la pasada administración, donde se intensificaron la búsqueda y las investigaciones, denunció Ciudadanos en Apoyo a los Derechos Humanos (Cadhac).

El organismo presidido por la hermana Consuelo Morales y la Agrupación de Mujeres Organizadas por los Ejecutados, secuestrados y Desaparecidos (Amores), convocaron al evento en el que a las 7:30 horas se colocaron mensajes a lo largo de un puente peatonal, a la vista de los automovilistas que circulaban por la avenida Constitución.

En el andador elevado colgaron dos mantas que señalaban “Desaparecid@s justicia y verdad” y “Desaparecidos, ¿dónde están”. Los dos desplegados llevaban la firma de Amores Nuevo León.

Los manifestantes portaban fotografías de sus seres queridos.

En entrevista Liz Sánchez, coordinadora de Educación de Cadhac, señaló que han recibido reportes de desapariciones ocurridas desde el 2007 en Nuevo León y su búsqueda se intensificó en el 2011 tras el paso por Monterrey de la Caravana del Consuelo, liderada por el activista y escritor Javier Sicilia.

Sin embargo, desde el 2015, con la llegada de El Bronco se ha observado un marcado desinterés de la Procuraduría en buscar a los desaparecidos.

“Hubo una luz de esperanza con la caravana porque se revisaron expedientes y hubo avances, protocolo de búsqueda inmediata, se hizo la Ley estatal de atención a víctimas, la de declaración de ausencia. Ha habido avances empujados por la sociedad civil”.

“Pero identificamos que desde el 2015 hay un estancamiento. Los avances que daban esperanza ahora han decaído un poco. La afectación de las familias ha aumentado por salud, educación de los niños, el cuidado de los que quedaron sin papá o mamá, y aunque hay leyes que cubren la atención a ellos, no funciona”, dijo la activista.

Pidió a la autoridad estatal intensificar las investigaciones para localizar a las víctimas por quienes sus familiares han clamado justicia durante años.

Por su parte, Juany Estala, coordinadora de Amores, leyó un pronunciamiento en el que señaló que alzaba la voz por las víctimas del pasado y el presente, para que los ausentes sean encontrados, luego de diez años de búsqueda.

“Este día nos da la oportunidad de tener este evento para manifestarnos, y alzar la voz de las víctimas del pasado y del presente, pues queremos que por encima de todo se busque a nuestros seres queridos desaparecidos. Que se averigüe dónde están”, dijo.

Luego de una década, algunas integrantes de la agrupación han encontrado apatía de las instancias oficiales que se encargan de las búsquedas, leyó.

“A la fecha se siguen dando las desapariciones y los avances en las investigaciones dejan mucho qué desear, pues a pesar de las aportaciones que hacen las familias, no siempre se ve avance por parte de las autoridades. En nuestro grupo hay familias que buscamos a nuestros seres queridos desaparecidos en Nuevo León o Tamaulipas”, expuso.

El reclamo generalizado de las madres presentes fue el de la intensificación de las búsquedas y la aplicación de la ley.

“Por ello, seguimos exigiendo saber dónde están nuestros seres queridos, y asimismo nos sumamos y pronunciamos por la aprobación de la Ley General sobre Desaparición Forzada y por Particulares, pues es necesaria su existencia y aplicación para todas las personas afectadas en el país”, señaló Estela, cuyo hijo, José Cruz Sánchez, desapareció en el 2012 en Reynosa, Tamaulipas.

De acuerdo a cifras de Cadhac, desde el 2009 tienen reportados mil 397 desaparecidos, de los cuáles 169 han sido localizados, 94 muertos y reconocidos por perfil genético, y 75 con vida.

Comentarios

Load More