Depeche Mode, una fiesta más de lo mismo en el Foro Sol

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El espíritu ochentero revivió en el Foro Sol bajo la magia de la banda británica Depeche Mode que, como parte de su gira Global Spirit Tour, demostró que mantiene una constante evolución en su estilo electrónico.

Ante la presencia de 65 mil fans, apareció el carismático vocalista Dave Gahan, acompañándose de sus inseparables compañeros Martin Gore y Andrew Fletcher, para armar tremenda fiesta de casi dos horas.

Aquel sonido conocido como “Synth pop”, que los caracterizó en sus orígenes, volvió a calar como en los años 80 con la fuerza de un rock electrónico que los ha colocado en el gusto de las multitudes durante generaciones.

A eso de las 20:50 horas se le vio a Gahan, vestido de pantalón negro, chaleco plateado y brillosos botines, cobijado con una producción minimalista de dos pantallas laterales y una monumental al centro del Foro.

Con Going BackwardsIt’s No Good y Barrel of a Gun, los Depeche Mode emprendieron un viaje de sintetizadores y sampleos con su peculiar sonido festivo que no pasa de moda. Gahan hizo gala de su encanto ante los fans mexicanos. Su singular forma de bailar provocó inmediatamente ensordecedores gritos, especialmente entre las mujeres. Durante distintos momentos se le vio con su particular movimiento de girar en su mismo lugar cual bailarina, del mismo modo se contoneaba y movía la pelvis seductoramente.

Sus adoradores se le rindieron de principio a fin, luego de escucharse UselessPrecious y World in My Eyes. Para Insight y Home tomó la estafeta Martin Gore a la voz, igualmente adorado por sus adeptos al sentirse los tonos más melancólicos y oscuros de la velada.

Gahan retomó el camino con Where’s the Revolution de su reciente discografía Spirit (2017), para dar paso a su clásica Everything Counts, mientras el líder de los Depeche cruzaba corriendo una plataforma central que surcaba el Foro Sol para estar más de cerca de su gente.

Con StrippedEnjoy the Silence y Never Let Me Down Again parecía que culminaría la apasionada presentación, pero Martin Gore reanudó con Strangelove en una versión acústica. Dave se encargó del cierre del festín al resonar A Question of Time y (¡claro!) Personal Jesus, una de las rolas más queridas de la banda para dar graciosa partida, no sin antes despedirse con caravanas y agradecimientos tanto Gore, Fletcher y Gahan.

Sin mayor parafernalia que el amor ferviente en comunión entre músicos y público, Gahan se quitó el chaleco y con torso desnudo caminó hacia el fondo, con un culminante y estruendoso rugido de su audiencia.

Depeche Mode se presentará nuevamente este martes 13 de marzo en el Foro Sol repetiendo la dosis de su Global Spirit Tour. (Crónica solicitada a César Muñoz Valdez)

Comentarios