Condena internacional por ataques terroristas que dejaron 13 muertos en Indonesia

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Los ministros de Relaciones Exteriores de México, Indonesia, República de Corea, Turquía y Australia (MIKTA) condenaron “los atroces ataques terroristas” contra las congregaciones que participaban en las misas dominicales en tres iglesias de Surabaya, Indonesia, donde murieron al menos 13 personas.

“Expresamos nuestras condolencias y nuestra solidaridad con el gobierno y el pueblo de Indonesia, así como con las víctimas y sus familias, y deseamos una pronta recuperación a los heridos”, destacaron en un comunicado difundido esta mañana por la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE).

“Condenamos de manera inequívoca todos los actos, métodos y prácticas del terrorismo en todas sus formas y manifestaciones, donde quiera y por quienquiera los cometa, ya que es una de las amenazas más graves a la paz y la seguridad internacionales”, añade el texto.

De igual manera, los firmantes puntualizan que el terrorismo no puede ni debe asociarse con religión, nacionalidad, civilización o grupo étnico alguno. “Los ataques terroristas continuos y recientes en distintas partes del mundo ponen de manifiesto la necesidad urgente de aumentar la cooperación internacional y la solidaridad en la lucha contra el terrorismo”.

Los ministros de México, Indonesia, República de Corea, Turquía y Australia aseguran que se mantendrán unidos en el combate al terrorismo por medio de una mayor colaboración y otras formas de cooperación global.

El Estado Islámico (IS, por sus siglas en inglés) reivindicó la autoría de los tres ataques perpetrados este domingo contra iglesias de la ciudad de Surabaya, la segunda del país, en los que murieron al menos 13 personas y más de 40 resultaron heridas.

La policía de Indonesia informó que las detonaciones fueron realizadas por seis personas pertenecientes a la misma familia, entre ellos dos niños de corta edad.

Una mujer, que transportaba dos bolsas y fue detenida a la entrada de una de las iglesias, consiguió eludir la vigilancia de los uniformados y adentrarse entre los feligreses.

“El marido llevaba un coche, un Avanza, que contenía explosivos y lo condujo hasta la entrada de una de las iglesias”, informó un portavoz de la policía de Java, Frans Barung Mangera, según la agencia Reuters.

La esposa y dos hijas también están involucradas en el ataque en una segunda iglesia, y en el tercer templo “otros dos niños condujeron una motocicleta llevando una bomba en el regazo”.

Comentarios