El Colegio de México: Informe sobre desigualdad

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A poco menos de un mes de las elecciones, El Colegio de México lanza el informe “Desigualdades en México/2018”, en el que se presenta un análisis de los problemas del desequilibrio social desde diversas disciplinas y perspectivas, realizado a partir de 2000 y hasta la actualidad.

También se busca discutir cuáles son los retos para la equidad en los próximos años.

“Para destacar la interdependencia y la acumulación de las desigualdades en México, en este análisis consideramos dos dimensiones que atraviesan tanto los legados como los nuevos desafíos: las desigualdades de género y en el territorio. El informe también analiza cómo las plataformas electorales de las tres coaliciones que competirán por la presidencia (de la República) diagnostican y proponen aliviar las patentes desigualdades en nuestro país.”

Elaborado por la Red de Estudios sobre Desigualdades, que en su página web explica que para el Colmex ha sido una tradición la investigación en torno a estos temas, el informe precisa:

“Se han explorado las desigualdades económicas, educativas, sociales y de género; asimismo, se han preparado numerosas investigaciones sobre desigualdades regionales, de capacidades gubernamentales, de organización social o culturales con perspectivas tanto históricas como contemporáneas…”

En 2010, en el marco de las conmemoraciones por el Bicentenario de la Independencia y el Centenario de la Revolución Mexicana, la institución, que tiene como antecedente fundacional La Casa de España, publicó en 16 volúmenes la enciclopedia ‘Los grandes problemas de México’, entre cuyos temas pueden mencionarse desigualdad social, educación, crecimiento económico y equidad, relaciones internacionales, y culturas e identidades, entre otros
Ahí está como ejemplo el trabajo de investigadores como el doctor en Ciencias Sociales Julio Boltvinik, quien se ha especializado en temas de pobreza, estratificación social y distribución del ingreso.

Igualmente, el fallecido sociólogo Rodolfo Stavenhagen, quien señaló incluso el fracaso de las políticas para combatir la pobreza que la Organización de las naciones Unidas (ONU) proclamó en el año 2000 en los llamados Objetivos de Desarrollo del Milenio, y sugirió cambiar paradigmas como crecimiento y competitividad por bienestar y convivencia.

En una conferencia impartida en marzo de 2012, hizo ver que el modelo de modernización “hacía agua en todas partes” y habría que cambiarlo con nuevos modelos resultado “de las luchas de los movimientos sociales, de las nuevas identidades surgidas de éstas, y producir mensajes que conduzcan a vislumbrar futuros alternativos, más humanos, más justos, más solidarios y, sobre todo, factibles”.

En la Red de Estudios sobre Desigualdades, coordinado por las doctoras en Ciencia Política Melina Altamirano y Laura Flamand, colaboran Carlos Alba Vega, Emilio Blanco, Raymundo Campos Vázquez, Javier Echarri Cánovas, Claudia Masferrer, Reynaldo Yunuen Ortega Ortiz, Mauricio Rodríguez Abreu, Landy Sánchez Peña y María Fernanda Somuano Ventura.

A la fecha se han publicado los libros El futuro del trabajo automotriz en México, Condiciones laborales de los migrantes de retorno de Estados Unidos, Protección laboral para los jornaleros agrícolas en México, y Salario mínimo y distribución del ingreso en México.

Y en su sitio web pueden consultarse conversaciones en video con los diversos investigadores, en temas como Mercados laborales y juventud, Investigaciones sobre el trabajo del hogar remunerado, La búsqueda de los derechos de las trabajadoras del hogar, La perspectiva histórica del trabajo en las calles, Logros de la organización de comerciantes, y Las ciudades como manifestaciones de poder.

Actualmente se llevan a cabo los seminarios Trabajo y desigualdades, con financiamiento de la Fundación Ford, coordinado por Carlos Alba; Migración, desigualdad y políticas públicas, auspiciado por el Servicio Alemán de Intercambio Académico y la coordinación de Claudia Masferrer, y Desigualdad socioeconómica, coordinado por Patricio Solís.

Hay datos sobre la desigualdad que se citan en la presentación de la Red que invitan ya a la reflexión, aun antes de conocerse el estudio completo:
“En 2014, la probabilidad de que un niño recién nacido en Puebla muriera durante su primer año de vida era casi el doble que en Sinaloa. La mayoría de las viviendas de la Ciudad de México cuentan con acceso a los servicios básicos (agua potable, drenaje y electricidad), mientras en Oaxaca y Guerrero una tercera parte de las viviendas no disponen de estos servicios…”

Así, mientras los escasos multimillonarios que ha producido la desigualdad social y económica en este país tratan de incidir con amedrentamientos en el voto de sus trabajadores, quizá un informe académico serio, reflexivo, fundamentado, pudiera realmente orientar con información real las decisiones de los votantes, si es que tuviera la misma difusión en los medios que las peroratas de esos multimillonarios.

El lanzamiento del informe se dio el pasado martes 5 en la Sala Alfonso Reyes de El Colegio de México, ubicado en Carretera Picacho Ajusco 20, colonia Ampliación Fuentes del Pedregal.

Comentarios