El CMN reclamó a AMLO las descalificaciones, porque “hieren y ofenden de manera profunda”

Andrés Manuel López Obrador en Atlacomulco, Estado de México. Foto: Germán Canseco Andrés Manuel López Obrador en Atlacomulco, Estado de México. Foto: Germán Canseco

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Durante el encuentro del Consejo Mexicano de Negocios (CMN) con los candidatos presidenciales, el dueño de la cadena Cinépolis, Alejandro Ramírez Magaña, reclamó a Andrés Manuel López Obrador las descalificaciones hacia algunos empresarios porque, dijo, “hieren y ofenden de manera profunda”.

“Se ha llegado al exceso de decir que ni siquiera somos auténticos empresarios, sino ‘traficantes de influencias’ y ‘beneficiarios de la corrupción’. Estas descalificaciones nos hieren y nos ofenden profundamente, porque, al igual que usted, amamos a nuestro país”, soltó frente al tabasqueño, de acuerdo con un comunicado difundido este miércoles por el CMN, en el que se detallan algunos de los señalamientos realizados al puntero en las encuestas.

“Desde esa desgarradora combinación de violencia y corrupción, se ha construido una narrativa de un México sombrío donde se afirma que el país nunca ha estado peor y se señala que la llamada ‘tragedia nacional’ es responsabilidad de un pequeño grupo denominado ‘la mafia del poder’ en la que se incluye o se excluye a empresarios, algunos aquí presentes, dependiendo de si apoyan o no su proyecto político”, dijo Ramírez a López Obrador.

El encuentro de López Obrador con Claudio X. González, de Kimberly Clark México; Valentín Diez Morodo, del Consejo Empresarial Mexicano de Comercio Exterior (Comce); Eduardo Tricio, de Grupo Lala, así como Germán Larrea, Emilio Azcárraga Jean y Roberto Hernández, fue tenso. Sin embargo, al salir del bunker empresarial localizado en Bosques de las Lomas, López Obrador declaró ayer que se habían “limado asperezas” con los empresarios.

“Fue una reunión constructiva, de mucho respeto, se aclararon muchas cosas, fue muy buena la comunicación, les diría que fue muy buena para las relaciones entre nosotros y, sobre todo, muy buena para el país porque se aclararon todas las dudas, se limaron asperezas y se estableció un compromiso de trabajar juntos en el caso de que el pueblo de México decida que yo sea presidente de la República”, sostuvo el tabasqueño.

Según el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, no hubo reclamos, pero Ramírez Magaña, quien dirige el CMN, le aclaró al exjefe de gobierno capitalino, en su versión de lo acontecido el martes, que “al igual que a usted, nos ofende la corrupción y la riqueza mal habida. Pero nos parece injusto que se señale sin fundamento alguno a empresas que llevan décadas invirtiendo y trabajando por este país, respetando las leyes y contribuyendo al bienestar de los mexicanos”.

A nombre del CMN, le reprochó su postura ante las reformas energética y educativa, su postura en contra de la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México y hasta las consultas públicas que pretende hacer en caso de llegar a la presidencia.

“Nos inquieta, honestamente, que se comente reiteradamente que todo el esfuerzo de los últimos años, que involucró a los tres poderes, a los estados y a las organizaciones de la sociedad civil, se hubiera hecho para humillar a los maestros, cuando lo que nos parece verdaderamente humillante es que las plazas se vendieran o heredaran”, le expresó Ramírez Magaña.

Nos preocupa también, añadió, que se desconfíe de la sociedad civil y que se pretenda someter a referéndums temas complejos de política pública, incluso temas de derechos humanos que no tendrían por qué someterse al voto popular.

Pero al final, de acuerdo con la versión del CMN, se le dijo a López Obrador: “Si usted es electo presidente de la República, lo vamos a respetar y lo vamos a apoyar, porque todos los aquí reunidos queremos que le vaya bien a México”.

Comentarios

Comunicólogo hecho por la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM; reportero labrado en Proceso.

Load More