Cátedra del Collège de France en El Colegio Nacional

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El próximo jueves 28, a las 18:00 horas, se inaugurará la Cátedra del Collège de France en El Colegio Nacional con la conferencia “¿Qué hay de joven en el viejo?”, impartida por el neurólogo Alain Prochiantz, académico, investigador y actual administrador de dicha institución francesa, bajo la coordinación de Ranulfo Romo, integrante y presidente en turno de esa institución.

El Collège de France es una institución pública de educación superior que, desde su creación en 1530 por el rey Francisco I, es reconocida como un lugar de investigación y enseñanza libre.

Hoy en día cubre una amplia gama de áreas del conocimiento: economía, física, química, biología, medicina,  filosofía, literatura, ciencias sociales, historia y arqueología, entre otras. Al igual que en El Colegio Nacional, las conferencias son de libre acceso y gratuitas. Algunas de ellas han sido impartidas por grandes pensadores franceses como Claude Lévi-Strauss, Michel Foucault, Roland Barthes y Pierre Bourdieu, así como por los científicos Pierre-Gilles de Gennes, Jacques-Arsène d’Arsonval y Frédéric Joliot-Curie.

Alain Prochiantz es investigador de neurobiología, profesor en el Colegio de Francia (CF) y, desde septiembre de 2015, encabeza dicha institución. Se ha especializado en la morfogénesis cerebral y ha escrito varios libros dirigidos a un público muy amplio, tales como La construcción del cerebro (1989) y Las anatomías del pensamiento (1997).

Actualmente es director del Centro de Investigación Interdisciplinaria en Biología en el CF, así como miembro de la Academia Francesa de las Ciencias y profesor adjunto en el Instituto Coreano de Ciencia y Tecnología.

Ranulfo Romo, por su parte, es neurofisiólogo. Entre sus libros se cuentan Acoplo cerebro-computadoras, ¿matrimonio en ciernes? (2008) y Control motor y cognición. Propiedades emergentes de redes neuronales (2012). Estudia cómo los circuitos cerebrales determinan la toma de decisiones, y su ingreso al Colegio Nacional data del 9 de marzo de 2011.

Prochaintz y la morfogénesis

A continuación, traducimos fragmentos de la entrevista con el también dramaturgo Alain Prochiantz, experto en morfogénesis (del griego “morphê” que significa forma, y “génesis”, creación, literalmente el “origen de la forma”), acerca de los procesos de morfogénesis del cerebro, charla publicada en Youtube por el Collège de France (https://www.youtube.com/watch?v=mjYa_JP3s3s).

–¿Cómo definiría la morfogénesis en términos simples?

–Es la creación de formas.

–¿Podría ahondar más?

–En referencia a los seres vivos, se trata de todo aquello que permite a una forma reproducirse a sí misma.

“Por ejemplo, nos dice por qué un huevo de gallina produce un pollo. Es la forma de las células, de los genomas y de las moléculas. Lo viviente no es más que formas interconectándose. Estudiar la morfogénesis es investigar lo molecular y lo celular, determinantes en el desarrollo de las formas de vida y su evolución. Este es mi trabajo, soy investigador de morfogénesis.”

–Hace unos 60 años, Alan Turing escribió un artículo pionero sobre morfogénesis. ¿Qué le diría hoy a este prominente matemático si aún estuviese él vivo?

–En biología creo que es válido decir que su teoría de la morfogénesis es bastante correcta. He aquí lo que él postuló:

“Con tres moléculas básicamente podríamos crear formas en un campo, y crear los límites del campo. Existen dos moléculas esenciales, pero ambas tienen una propiedad específica, ellas se expanden diferente, se auto-activan y se inhiben recíprocamente.

“Y después, hay una tercera molécula actuando como catalizador para producir morfogenes.”

–¿Y usted qué dice mientras trabaja en la morfogénesis?

–Nuestro laboratorio descubrió que nosotros podemos hacer señalamientos entre las células al transferir factores de transcripción. Supongo que esto no le dice a usted gran cosa, pero usted encuentra en los libros que se dice: “El factor de transcripción se halla en el núcleo, regula el factor de genes que codifican proteínas, secretan y se mueven hacia un receptor, el cual estimula una transducción que manda algo al núcleo para entonces regular la transcripción”.

“Ahora bien, lo que descubrimos es que el factor de transcripción, ese mismo, puede ir directamente desde un núcleo al otro. Eso es la morfogénesis como definió Turing porque en cada lado de un límite específico existen auto activadores e inhibidores.”

–¿Y eso qué implica?

–Es un sendero de nuevos señalamientos.

“Es una nueva célula señalando un mecanismo, la manera en que las células se comunican entre sí. Están involucradas de 250 a 300 proteínas, lo cual es mucho. Y esto posee implicaciones a diferentes niveles porque si yo tomo una de tus células de cualquier parte de tu cuerpo, y yo puedo decir exactamente cuál es la composición en factores de transcripción que hay para esta familia y la cantidad secretada y fabricada por dicha célula, yo puedo decirte exactamente de dónde proviene esa célula. Es lo que llamamos información de posición. Por ello es interesante en términos de morfogénesis.

“E igual es interesante en términos de fisiología porque los factores de transcripción continúan manifestándose en los adultos durante una edad tardía, y su desregularización o pérdida puede resultar en una pobre reparación.”

Para conocer más sobre el Collège de France visita sus redes sociales oficiales: Canal de Youtube: WebmestreCDF; página de internet: www.college-de-france.fr, facebook: @College.de.France, Twitter: @cdf1530 y https://www.college-de-france.fr/site/

Comentarios