Lula da Silva es absuelto de cargos de obstrucción a la justicia; persisten otras cinco causas penales

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Luiz Inácio Lula da Silva, expresidente brasileño que permanece en prisión bajo señalamientos de corrupción desde abril, fue absuelto de los cargos de obstrucción a la justicia en una de las seis causas que enfrenta en los tribunales.

La sentencia fue dictada por el juez Ricardo Leite, del décimo Tribunal Federal de Brasilia, quien declaró al exmandatario inocente de los cargos formulados a partir de los señalamientos del exsenador Delcídio do Amaral, quien señalo haber intentado sobornar a un testigo de la investigación a petición de Lula da Silva, al considerar que no existe “prueba documental”.

De acuerdo con un despacho informativo de la agencia EFE, la absolución de Lula en dicho proceso había sido solicitada por la Fiscalía, al señalar desde septiembre de 2017 que existían “pruebas suficientes” sobre la responsabilidad del expresidente en tales hechos.

Leite también absolvió a los otros seis implicados en ese caso, entre ellos Do Amaral, Diogo Ferreira y André Esteves.

El exsenador Delcídio do Amaral había sido detenido en 2015, tras la difusión de una conversación en la que ofrecía dinero al exdirector internacional de Petrobras, Néstor Cerveró, a cambio de no comprometerlo en las investigaciones sobre las corruptelas en la petrolera estatal.

Lula da Silva gobernó Brasil entre 2003 y 2010, permanece en prisión desde el 7 de abril, después de ser hallado culpable, en segunda instancia, por recibir un departamento de una constructora, a cambio de favores políticos.

El expresidente brasileño ha insistido en su inocencia en todas las causas judiciales que enfrenta; falta por resolver otras cinco causas bajo distintas acusaciones de corrupción.

Desde prisión, Lula da Silva ha sido designado candidato presidencial del Partido de los Trabajadores en las elecciones a realizarse el 7 de octubre, pese a que las leyes brasileñas no permiten la participación de quienes han sido condenados en segunda instancia.

Comentarios