ONU pide a México informes por desaparecido de Nuevo León

MONTERREY, N. L. (apro).- El Comité de Derechos Humanos de Naciones Unidas (ONU) demandó al Estado mexicano proporcionar información, en seis meses, sobre la desaparición de Roy Rivera Hidalgo, ocurrida en Nuevo León el 11 de enero del 2011, en manos de supuestos agentes de la policía.

Al cabo de ese lapso, la instancia internacional evaluará la responsabilidad del país en el delito del que fue objeto el joven, secuestrado de su casa en el municipio conurbado de San Nicolás, señala el organismo Fuerzas Unidas por Nuestros Desaparecidos en Nuevo León (Fundenl), con base en el documento que recibió Irma Leticia Hidalgo Rea, madre de la víctima.

Fechado el 24 de octubre del 2018 y suscrito dentro del procedimiento de comunicaciones individuales bajo el protocolo facultativo, en el documento se le notifica a la promovente el acuse de recibo del ingreso de registro de este caso, presentado en la ONU el 15 de enero de este año.

El Comité de Derechos Humanos, con sede en Ginebra, Suiza, señala que ya le pidió al “Estado parte” (México) que proporcione información y observaciones relacionadas con la admisibilidad y el fondo de esta comunicación, mismas que serán transmitidas a Hidalgo Rea para que haga sus propios comentarios al respecto, si es su deseo.

Al señalar que este procedimiento forma parte del Protocolo Facultativo del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, le pide a la madre de Roy Rivera que indique el tipo de reparación que espera recibir de México, en caso de que el Comité concluya que hubo una violación de este pacto.

Además, le solicita a la también fundadora de Fundenl, que especifique si quiere que su nombre se haga público en la resolución de su caso o que quede en el anonimato.

La notificación fue firmada por los relatores especiales en nuevas comunicaciones en el Comité de Derechos Humanos de la ONU, Sarah H. Cleveland y Oliver de Frouville.

Roy Rivera, estudiante de la Universidad Autónoma de Nuevo León, fue sacado de su casa por supuestos agentes y desde entonces nadie lo ha vuelto a ver.

Comentarios