ONG lanzan alerta por salud de 800 niños que viajan en la caravana

Cientos de menores de edad viajan en la Caravana de hondureños que intentan llegar a EU. Foto: Eduardo Miranda Cientos de menores de edad viajan en la Caravana de hondureños que intentan llegar a EU. Foto: Eduardo Miranda

JUCHITÁN, Oax. (apro).- La misión de observación que acompaña la caravana migrante lanzó una alerta por la salud de alrededor de 800 niños y niñas que viajan en condiciones infrahumanas y urgió a las autoridades a establecer un módulo de atención médica las 24 horas del día.

De igual forma, exhortó a realizar un estudio epidemiológico, debido a la presencia de dengue, zika y chikungunya, tanto en Centroamérica como en Chiapas y Oaxaca.

Considera que el hacinamiento de la niñez migrante, la permanencia por las noches al aire libre, las condiciones del agua y la ausencia de un sistema sanitario y de salud en esta emergencia, son factores que propician la presencia de enfermedades en general, pero con más frecuencia en los infantes.

El reporte de la misión conformada por la Coalición Obrera Campesina Estudiantil del Istmo – ML, la Red nacional de promotoras y asesoras rurales (red-par), el Centro de Derechos Humanos Tepeyac del Istmo de Tehuantepec, la Red de defensoras y defensores comunitarios de los pueblos de Oaxaca y la Articulación de Pueblos Originarios del Istmo Oaxaqueño en defensa del territorio, denunció que por la noche se han presentado cuadros graves de salud entre los migrantes, principalmente en los menores de edad.

Es por ello, señalaron las organizaciones, que necesitan asistencia médica, medicamentos y ambulancias, durante los trayectos y en los lugares de estancia.

Destacaron que, ante la visibilización y presión de los medios y las organizaciones, a partir del martes 30 de octubre se notó mayor presencia institucional de derechos humanos y salud.

Detallaron que “en el Istmo se instaló un módulo del DIF estatal, otro de la Cruz Roja y ambulancias de la Jurisdicción Sanitaria; mientras que el municipio de Zanatepec proporcionó transporte para los migrantes.

En el centro de Niltepec constataron la instalación de 10 sanitarios móviles, hay un dispositivo con la policía municipal para facilitar la movilidad en la zona y ya se atienden personas en la clínica del lugar. Además, se instaló un albergue para mujeres, niñas y niños donde hay servicio de peluquería.

Solidaridad con los migrantes

Hicieron hincapié que mientras el sábado 27, al ingresar la Caravana a territorio oaxaqueño, el Instituto Nacional de Migración (INM), la Gendarmería y la Policía Federal se mostraron hostiles, a partir del lunes 29 el personal de migración respeta el flujo de personas mientras son acompañadas por personal de derechos humanos y organizaciones.

Destacaron que, sin duda, la población organizada ha sido la mejor garantía para que los centroamericanos en movimiento puedan hacerlo con seguridad y logren defender su derecho a una vida digna.

Las muestras de solidaridad por parte de la ciudadanía, organizaciones civiles y grupos religiosos que se organizan para auxiliar a las personas en éxodo, continúan.

Las organizaciones relataron que, en Tapanatepec, diversos grupos de la zona norte del Istmo (Matías Romero, San Juan Guichicovi, los Petapas, entre otros) llegaron con alimentos para apoyar a los migrantes, y durante la travesía por Santo Domingo Zanatepec, grupos de ciudadanos ofrecieron fruta, agua e incluso leche, mientras que el ayuntamiento dispuso de varios vehículos para trasladar a las personas y ofreció desayunos.

En el recorrido, varios grupos de personas entre Tapanatepec y Niltepec entregaban agua y alimentos.

La numerosa presencia de organizaciones que acompañan de diversas formas a la caravana, ha contenido cualquier intento por parte de la policía migratoria de detener el éxodo migrante.

Sin embargo, varios centroamericanos han decidido regresar y la misión de observación está atenta a que ese retorno sea en las condiciones que establecen los protocolos de derechos humanos.

Comentarios

Load More