Ataque a casa de cardenal Rivera fue por intento de robo: procurador Garrido

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La Procuraduría General de Justicia capitalina (PGJ-CDMX) informó que el ataque perpetrado en la casa del cardenal Norberto Rivera Carrera, el pasado domingo 21 de octubre, fue un intento de robo a mano armada en el que, incluso, los atacantes ya sabían que ahí vivía el prelado.

El móvil se desprende de las declaraciones ministeriales que hizo el atacante que fue herido y atendido en un hospital de Lomas Verdes, Estado de México, según informó el procurador, Edmundo Garrido.

“Ayer nos comunicó la Fiscalía (del Estado de México) que ya rindió su declaración. En entrevista comentó el titular de la Fiscalía que refiere que era un robo, que sí sabían que era la casa del cardenal”, informó el titular de la PGJ en entrevista con medios de comunicación.

El funcionario señaló que, en su testimonio, el detenido también confesó que los atacantes son miembros de una banda dedicada al robo y que la balacera inició porque uno de los escoltas del cardenal, que estaba en el interior de la vivienda, comenzó a dispararles para evitar que ingresaran.

Los testimonios del detenido, dijo Garrido, ya están asentados en una carpeta de investigación.

De esta manera, las autoridades ya empiezan a descartar que los agresores hayan intentado ejecutar o secuestrar al cardenal, que era otra de las líneas de investigación que se empezaron a manejar.

Comentarios