“Si es por el bien de México, con todo gusto, cedo mi pensión”: Fox

GUANAJUATO, Gto., (apro).- “Si es por el bien de México, con todo gusto, cedo mi pensión”, destacó Vicente Fox Quesada al dar a conocer su postura sobre la eliminación de la pensión que reciben los expresidentes, luego de publicarse la Ley federal sobre remuneraciones de los servidores públicos.

Fox, quien ganó la presidencia por el PAN en 2000 y fue el primer mandatario de un partido distinto al PRI en más de 70 años, divulgó en sus redes sociales una carta a la que tituló Por el bien de México, TODO, como si él hubiera sido el que renunció a la remuneración que recibe cada mes desde diciembre de 2006, tras concluir su sexenio.

En su mensaje, el expresidente no perdió oportunidad de criticar al presidente electo Andrés Manuel López Obrador, y reprobó la decisión de cancelar el NAIM en Texcoco:

“Al parecer este gobierno electo está dispuesto a derrumbar lo ya exitoso, con tal de que lo nuevo lleve su nombre. No importa si está mal, si está a medios chiles o de plano, es una locura. Algo que deberá aprender esta nueva administración es la diferencia entre administrar apropiadamente o desmantelar visceralmente”.

Sobre el fin de su pensión, Fox Quesada se quejó de que todos los días lee comentarios en redes sociales en los que es insultado. “Afirman que soy millonario, que vivo como jeque. ¡Ojalá amigos, ojalá así fuera!”.

Y presumió que desde el Centro Fox y la Fundación Vamos México, él y su esposa Marta Sahagún –exvocera en la presidencia– se dedican “a trabajar por el prójimo” con proyectos de liderazgo, filantrópicos y educativos, y que viaja por el mundo para presumir los logros obtenidos y los retos que enfrenta el país, porque en su opinión no hay mejor promotor de una nación que un expresidente.

“Siempre he sido de la idea de poner a mi país y a su gente primero, desde mis inicios en la política hasta hoy”, escribió.

Luego reiteró que su postura es la de “renunciar a su pensión” si esto significa que México tendrá un crecimiento significativo en sus fondos económicos, ante los retos que enfrentará el nuevo gobierno a partir del 1 de diciembre.

“Los ingresos que hoy tengo se ven reflejados en las fundaciones y proyectos sociales que hemos operado por ya más de una década”, argumentó al subrayar que recibió la pensión de manera legal.

De igual manera, advirtió que para Andrés Manuel López Obrador el cumplimiento de sus promesas de campaña se dará aun “a expensas del pueblo mexicano”, al referirse a la cancelación del NAIM, “una pérdida de 120 mil millones de pesos”, detalló.

“Ven cómo de nada sirve presumir de austeridad, cuando se tira obra pública a la basura”, agregó.

También citó los fondos requeridos para el programa de ayuda a adultos mayores por 12 mil millones, lo mismo que para personas con discapacidad en situación de pobreza; becas para estudiantes del nivel básico que representan 35 mil millones de pesos, así como el pago de los intereses de la deuda externa, las participaciones federales y los servicios personales.

“Los servicios personales en 2019, que representan 1 billón 252 mil millones de pesos –443 mil millones más que el año actual. Bien por esa austeridad… Si quitarme la pensión, ayuda significativamente a estos retos, ¡que mejor! O si ayuda a hacer la diferencia en el índice de pobreza extrema, ¡mucho mejor!”, recalcó en su carta.

Finalmente, el expresidente presumió que conducir al país requiere “de personas capaces y con visión de futuro” y no de personas “que manoseen el dinero de un lado a otro”.

Fox Quesada, contra quien se abrieron varias indagatorias que por años permanecieron congeladas en la Procuraduría General de la República por presunto enriquecimiento ilícito y por el conflicto de interés en los negocios de sus hijastros Bribiesca Sahagún, cerró su mensaje de esta manera:

“El dinero público es de los mexicanos, de todos los que trabajamos para hacer de México –o al menos del hogar– un lugar mejor para nuestros hijos y para las futuras generaciones”.

Comentarios