AMLO llegará a toma sin su Guardia Nacional; Delgado busca votos, pero al interior de Morena existen dudas

Mario Delgado en la instalación de la LXIV Legislatura en San Lázaro. Foto: Octavio Gómez Mario Delgado en la instalación de la LXIV Legislatura en San Lázaro. Foto: Octavio Gómez

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El presidente electo Andrés Manuel López Obrador llegará al 1 de diciembre sin su Guardia Nacional y sin la militarización legal para instrumentar acciones de seguridad pública, porque la iniciativa de reforma constitucional que permitiría su creación podría ser aprobada por la Cámara de Diputados hasta el próximo año.

“Antes del 1 de diciembre es imposible que salga esta reforma, está claro. Vamos a tratar que aquí en la Cámara salga en el mes de diciembre”, dijo Mario Delgado, coordinador de la fracción de Morena.

A su vez, el coordinador de Movimiento Ciudadano, Tonatiuh Bravo, manifestó que será hasta el año entrante cuando la iniciativa se debata en el pleno, y reveló que Delgado, quien también es presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), ha pedido a todas las fracciones su respaldo.

“Nos ha pedido el respaldo en las reuniones de la Jucopo y nos ha dicho que es una propuesta que trata de hacer frente a la crisis que viven los estados por la falta de seguridad, que se ha agravado por los asesinatos y las acciones del crimen organizado”, soltó.

El pasado martes 20, la fracción de Morena presentó reformas a 13 artículos de la Constitución que permitirán impulsar la conformación de la citada policía militarizada, sin embargo, las comisiones de Gobernación, Puntos Constitucionales y de Seguridad Pública no han sesionado, y al Poder Legislativo sólo le queda una semana para avalarla antes del 1 de diciembre, fecha en que López Obrador rendirá protesta como presidente de México.

El proceso legislativo obliga a las comisiones unidas a emitir un dictamen, enviarlo al Senado de la República, aprobarlo y luego someterlo a discusión y aval de los congresos locales, por tratarse de reformas a la Constitución.

Javier Hidalgo, diputado de Morena, recordó que López Obrador pidió la aprobación de 12 reformas. En éstas no se incluye la creación de la Guardia Nacional, pero sí de la nueva Secretaría de Seguridad y Protección Civil, misma que fue aprobada la semana pasada en la Cámara de Diputados y está a la espera de su aval en el Senado de la República.

Sin embargo, al interior de la propia bancada de Morena hay desacuerdos, preocupación y dudas sobre el funcionamiento de la Guardia Nacional, así como el peligro de que se violen los derechos humanos.

Esta mañana, Alejandro Gertz Manero, asesor en seguridad nacional de López Obrador, se reunió en privado con los diputados de la fracción y ahí recibió los cuestionamientos de los legisladores.

“Estuvimos analizando algunos de los cuestionamientos que se han hecho a la Guardia Nacional y cómo podemos informar mejor, comunicar de qué se trata. Hasta ahora el cuestionamiento mayor es que se dice que se va a militarizar al país, cuando actualmente tenemos al Ejército prácticamente desplegado en todos los estados de la República y con vacío legal constitucional”, puntualizó Mario Delgado, coordinador de la fracción de Morena en San Lázaro.

Dentro de los diputados de Morena que están en contra de dicha Guardia está el legislador por Veracruz Julio Carranza, quien dijo que no fue al encuentro privado “porque estoy en contra y voy a votar en contra. Yo no traigo línea de nadie y votaré conforme a mis convicciones”.

Y Delgado añadió: “Sabemos que es un tema polémico, vamos a escuchar a todos y vamos a seguir los tiempos que marca la ley”.

López Obrador no sólo no contará con los cambios constitucionales, tampoco tendrá la Ley Orgánica bajo la cual se regirá la Guardia Nacional, donde se deberá regular “el uso de la fuerza, la preparación en materia de derechos humanos y la formación estrictamente policial”.

En ese sentido, al no estar aprobados los cambios constitucionales y su ley interna, en el presupuesto de Egresos 2019 la Guardia Nacional no contará con recursos públicos para su operación. Al respecto, Delgado comentó que por tratarse de personal que ya está adscrito al Ejército, la Marina y la Policía Federal, “no necesariamente implica un costo o un impacto presupuestal importante”.

Además de algunos diputados de Morena, Movimiento Ciudadano también manifestó su rechazo a la Guardia Nacional en los términos en que fue anunciada por López Obrador y Alfonso Duranzo.

En entrevista, su coordinador Tonatiuh Bravo advirtió que si la iniciativa se somete a votación como fue presentada, con un mando de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), el voto de la fracción será en contra.

“Nosotros no creemos que la militarización sea la solución. No vemos como jefe de la Guardia a la Sedena, cuando ésta no tiene ni el entrenamiento ni la capacitación para hacer tareas de seguridad pública”, dijo.

Agregó: “Estamos a favor de que el mando sea civil, que se fortalezca a las policías municipales y que en la ley interna de la Guardia Nacional se establezca que sus integrantes responderán a un mando civil”.

Por lo pronto, Delgado ya pidió el apoyo de todas las fuerzas política para lograr los votos necesarios, ya que Morena y aliados (PT y PES) cuentan con 313 votos, pero se requieren 366 por tratarse de una reforma constitucional. En caso de sumarse los 11 del PVEM llegaría a 324, sin embargo, le seguirían faltando 42 votos. Todo esto sin tomar en cuenta que al interior de Morena hay voces discordantes.

Comentarios

Load More