Diputados del PAN, PRI, PRD y MC frenan eliminación del fuero; “perdió el pueblo mexicano”: Morena

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Entre reclamos, insultos, acusaciones y una accidentada sesión de seis horas y media, los diputados federales impidieron la eliminación del fuero para todos los servidores públicos, incluido el presidente de la República.

El pasado 4 de septiembre, Pablo Gómez, de Morena, planteó la eliminación del fuero, y en la Comisión de Puntos Constitucionales se aprobó el dictamen.

Hoy, a las 11 de la mañana en punto, se sometió a discusión en lo general, y cuatro horas después 469 de los 500 diputados aprobaron retirar el fuero constitucional.

Sin embargo, durante la discusión en lo particular, que duró poco más de dos horas, los legisladores del PAN, PRI, PRD y MC rechazaron tres de los seis artículos constitucionales que se debatían, lo que tuvo como consecuencia que el bloque Morena-PT-PES no logrará los 334 votos requeridos para hacer cambios a la Constitución.

El resultado final es que la eliminación del fuero no se aprobó, y por procedimiento legislativo no podrá someterse a votación nuevamente este mes, por lo tanto, la promesa de campaña de Andrés Manuel López Obrador no se concretó y no podrá ofrecerla durante su discurso de toma de protesta como presidente de México, este 1 de diciembre.

La “soberbia” de Gómez

“Fue la soberbia de un hombre lo que nos tiene aquí, Pablo Gómez”, acusó desde la tribuna la diputada de Movimiento Ciudadano Martha Tagle.

Desde el arranque de la discusión, ésta se antojaba convulsa.

La priista Claudia Pastor presentó una moción y pidió que el dictamen no se sometiera a discusión, sino que se regresara a comisiones. La mayoría fue apabullante y se eliminó. Y así arrancó el debate.

A las 15:13 todos los partidos aprobaron eliminar el fuero, aunque el bloque del PRI argumentó, al igual que los petistas Gerardo Fernández Noroña y Emilio Manzanilla Téllez, que se mantuviera al presidente de la República.

Del lado de Morena fueron inflexibles. Rechazaron hacer distingos: a todos se les retira el fuero.
El morenista Horacio Duarte argumentó: “Los privilegios fue algo que se desterró el 1 de julio. Los ciudadanos, hartos, fastidiados de una clase política con privilegios, votaron en contra… esto es un acto de democracia, de venir a decirle al pueblo de México que no nos vamos a parar, ni por amenazas ni por chantajes, y la eliminación del fuero va”.

Pero su eliminación del fuero “no fue”. Y, ante lo observado en la discusión y en la votación, no fueron los chantajes o amenazas de los grupos de poder o del bloque opositor los que frenaron la eliminación del fuero. La causa fue que Morena no tuvo a todos sus diputados en el pleno y no logró convencer a ocho legisladores de la oposición para que respaldaran el dictamen.

Con el PVEM, el bloque Morena-PT-PES suma 325 votos. Con este número de sufragios puede modificar las leyes secundarias, sin embargo, para reformar la Constitución requiere 334 votos, que representan las dos terceras partes de los 500 que conforman la Cámara de Diputados.

Del otro lado, la oposición, están los 175 votos restantes (78 del PAN, 47 del PRI, 28 de MC, 20 del PRD y dos independientes).

Cuando ya se había aprobado en lo general la eliminación del fuero, los diputados pasaron a la discusión en lo particular de los seis artículos de la Constitución, que avalados en forma integral darían como resultado acabar con el privilegio del que gozan diputados, senadores, magistrados y el presidente de la República.

La votación en lo general dio 469 votos a favor, seis en contra y tres abstenciones, lo cual hacía una asistencia a San Lázaro de 478, faltando 22 diputados a la sesión. Desde ese momento Morena, y en especial su coordinador y vicecoordinador, no previeron que entre los faltantes había de su bloque parlamentario.

En cambio, del lado de la oposición solo estaban ausentes cuatro diputados, de manera que el problema estuvo en el bloque de Morena y sus aliados.

La oposición reservó tres artículos a la hora de la votación. Morena y sus aliados apenas sumaron 280 votos, mientras que la oposición alcanzó 171 votos para rechazarlo. Esto significa que el bloque Juntos Haremos Historia no sólo no pudo operar para que ocho legisladores de la oposición los respaldaran y sacar adelante la eliminación del fuero, sino que, además, a la hora de la votación no estuvieron en el pleno 43 de sus diputados.

Con el último marcaje de 280 votos a favor de los tres artículos, cuatro abstenciones y 171 en contra, que ocurrió a las 17:28, toda la reforma dejó de tener sentido y con ello la eliminación del fuero aprobada en lo general ya no tuvo validez en su aplicación.

Ante la euforia del bloque opositor que echaba abajo la reforma de Morena, el presidente de la Mesa Directiva, Porfirio Muñoz Ledo, intentó salvar a su partido y pretendió enviar “a comisiones” los artículos que no ganaron en la votación, con lo que podría discutirse en los próximos días, ganar tiempo, cabildear con la oposición y tener así los votos necesarios.

Ante la intentona de Muñoz Ledo, PAN, PRI, MC y PRD se hicieron uno desgañitándose desde sus curules y agitando las manos en claro rechazo.

Tonatiuh Bravo, coordinador de MC, pidió la palabra y dijo que lo que procedía era enviar lo aprobado y rechazado al Senado de la República, pero nunca a comisiones.

Se abrió de nuevo el debate. Dolores Padierna, diputada por Morena, subió a tribuna y soltó: “En qué cabeza cabe desechar la reforma”, y si ya se había aprobado en lo general, dijo, lo que procedía era pasar a comisiones los tres artículos no aprobados en lo particular.

La oposición insistió. Recordó que desde la discusión en la Comisión de Puntos Constitucionales no se les escuchó, que en varias ocasiones les dijeron que la reforma estaba mal planteada, pero que nunca se sumaron sus observaciones.

“Fue la soberbia de un hombre lo que nos tiene en esta situación: Pablo Gómez”, soltó desde la tribuna la emecista Martha Tagle.

El aludido había tomado antes la palabra y desde su curul sostuvo que lo que procedía era enviar al Senado toda la reforma discutida y nada a comisiones. La oposición dio gritos de júbilo.

Al final, el presidente de la Mesa Directiva dio por concluida la discusión “cantando” que el dictamen pasaba en sus términos al Senado de la República.

Minutos después, PRD, PAN, PRI y MC dieron conferencia de prensa, en la que señalaron que están de acuerdo en eliminar el fuero y por ello votaron a favor en lo general, sin embargo, reclamaron respeto a las minorías. Acusaron de querer ser avasallados sin ser escuchados, y advirtieron que no permitirían que la mayoría los pisoteara.

El fuero sí se eliminó. Y sí, pero no, subrayaron.

Y es que, si bien en lo general se aprobó anularlo, al haber rechazado tres artículos de los seis a modificar, la eliminación no puede hacerse efectiva.

El bloque de Morena-PES-PT también ofreció una conferencia de prensa, y Pablo Gómez fue claro: “En realidad lo que se fue al Senado no es nada… lo que se va al Senado son tres artículos inconexos… entonces, no tenemos nada en plata aprobado”.

Agregó: “Ahora yo espero que algo ocurra, lo que sí les puedo decir es que el PAN no presentó ninguna propuesta. No reservó ningún artículo. Cero. Pero votaron en contra de todo en lo particular…”.

A su vez, el coordinador de Morena, Mario Delgado, acusó: “Estamos ante una historia que se ha repetido muchas veces: partidos que dicen estar a favor de la eliminación de fueros y privilegios y que siempre encuentran la manera para no aprobarlo, para seguir protegiendo sus privilegios. Son simuladores, presentan un discurso, pero votan en otro”.

Prosiguió: “Su discurso es que están a favor de eliminar el fuero y a la hora de votar están en contra… En esta ocasión no lo logramos… El tamaño de su festejo que vimos hoy es el miedo que esconden. Son políticos que no se atreven a vivir sin fuero, son partidos que no entendieron el mensaje del primero de julio”.

La diputada Tatiana Clouthier, vocera del grupo Morena, fue más allá: “La parte más importante es que no hay derrota (para Morena por no lograr los votos), es una traición a pueblo mexicano, es una traición a quienes nos dieron el voto, es una traición a quitar los privilegios y que la sociedad exige una y otra vez que seamos tratados iguales… Quien perdió en este momento, en este recinto, fue el pueblo mexicano”.

La discusión de seis horas y media tuvo como resultado un galimatías de reforma, y será hasta el próximo periodo de sesiones, en febrero de 2019, cuando Morena proponga otra reforma para eliminar el fuero, ya que las modificaciones hoy discutidas no pueden someterse dos veces a debate en el mismo periodo ordinario de sesiones.

Y este 1 de diciembre López Obrador rendirá protesta como presidente de México sin que sus diputados pudieran concretar una de sus más fuertes promesas.

Comentarios