Hijos de El Chapo asesinaron al periodista Javier Valdez: “El Licenciado”

Elementos de la Fiscalía Especializada para la Atención de delitos contra la Libertad de Expresión realizan la recreación de la ejecución de Javier Valdez. Foto: Juan Carlos Cruz Elementos de la Fiscalía Especializada para la Atención de delitos contra la Libertad de Expresión realizan la recreación de la ejecución de Javier Valdez. Foto: Juan Carlos Cruz

NUEVA YORK (apro) – El narcotraficante Dámaso López Núñez, El Licenciado, acusó a los hijos de Joaquín El Chapo Guzmán Loera de ser los responsables del asesinato del periodista sinaloense Javier Valdez Cárdenas.

Ante la Corte del Distrito Este de Brooklyn, Nueva York, López Núñez declaró lo anterior durante el juicio que se le sigue a Guzmán Loera.

En su calidad de testigo protegido del gobierno estadunidense, El Licenciado contó su versión sobre las razones y motivos por los que el 15 de mayo de 2017 mataron a tiros al reportero del semanario Ríodoce y corresponsal en Sinaloa del diario La Jornada.

– ¿Sabe quién es Javier Valdez Cárdenas?, le preguntó Eduardo Balarezo, uno de los tres abogados de El Chapo.

– Un prestigiado y conocido periodista sinaloense, respondió El Licenciado, quien compareció en la Corte por segundo día consecutivo como testigo del gobierno estadunidense para incriminar a su exjefe, amigo y compadre, de narcotráfico y lavado de dinero.

El defensor del líder de una de las fracciones del Cártel de Sinaloa se lanzó directo contra El Licenciado, quien, con sus declaraciones anteriores a la fiscalía y ante el jurado, había descrito a su compadre como uno de los principales exportadores de drogas a Estados Unidos y de ser el responsable del asesinato de muchas personas e México.

Durante el interrogatorio, le preguntaron a El Licenciado si él era el responsable de la muerte del reportero Javier Valdez.

Dámaso López lo negó.

Entonces el abogado Balarezo lo retó a que dijera si era o no verdad que él lo mandó eliminar luego de que el semanario Riodoce publicó un texto en el que critica a su hijo Dámaso López Serrano, El Minilic.

Sin inmutarse, El Licenciado respondió: “Lo mandaron matar por órdenes de los hijos de mi compadre… Iván, Alfredo…”.

Antes de que terminara de responder, Balarezo lo interrumpió y repreguntó.

– ¿Por órdenes de los hijos del Chapo Guzmán?

– Tiene usted toda la razón, suscribió El Licenciado.

En el contrainterrogatorio de Balarezo sobre la muerte de Javier Valdez, el testigo acusado de narcotráfico y lavado de dinero de Estados Unidos y ya sentenciado a cadena perpetua por esos mismos delitos en una corte federal del estado de Virginia, dio a entender incluso que los hijos de El Chapo pagaban la publicación de artículos y que en algún momento amenazaron a los editores de Ríodoce para que publicara el artículo desfavorable a El Minilic sobre su papel y labor como narcotraficante.

Además, sostuvo que él ya estaba en prisión cuando ocurrió el asesinato de Valdez Serrano en la ciudad de Culiacán, Sinaloa.

A pesar de la objeción del abogado defensor, el testigo prosiguió con su relato, con la venia del juez Brian Coga:

“El reconocido periodista Ciro Gómez Leyva decía que yo había emboscado a los hijos de mi compadre para matarlos, y que uno estaba grave y que Mario también… y era falso… y cuando el periodista (Valdez Cárdenas) me buscó por teléfono vi la oportunidad de aclarar las cosas y le di una entrevista”.

Pero Balarezo no cejó en su empeño de evitar que El Licenciado se explayara y en inculparlo en el crimen del corresponsal de La Jornada y de exculpar a los hijos de su cliente, Iván, Alfredo, Ovidio y Joaquín.

“Pregunte en Culiacán y todos saben, le pueden decir que los hijos de mi compadre amenazaron a la casa editorial y obligaron al señor a que no sacara la entrevista conmigo… cumpliendo con su ética periodística él la publicó y desobedeció las órdenes, por eso lo mataron”, subrayo El Licenciado.

El exsocio de El Chapo estableció que, después del arresto de su compadre en Los Mochis (en julio de 2015), los cuatro vástagos del capo nacidos en La Tuna, municipio de Badiraguato, querían matarlo a él y a su hijo, que también se encuentra preso en Estados Unidos.

“Los hijos de mi compadre estaban coludidos con el gobierno… mi hijo y yo somos inocentes del asesinato de ese hombre, esa es la verdad”, reiteró el testigo del gobierno estadunidense.

El defensor de El Chapo quiso restarle credibilidad a lo declarado por El Licenciado, obligándolo con sus preguntas a responder negativamente cuando lo inquirió si había sido testigo visual del asesinato, o si escucho a los hijos de El Chapo dar la orden para asesinarlo.

“La verdad es la verdad, quizá no lo sabía mi compadre, pero ya lo sabe”, remató El Licenciado.

Balarezo ya no quiso insistir y prefirió cambiar de tema.

Comentarios

Load More