Venezuela: Guaidó y Maduro miden pulso ante la prensa y el país

Guaidó y Maduro. Fotos: AP / Fernando Llano y Ariana Cubillos Guaidó y Maduro. Fotos: AP / Fernando Llano y Ariana Cubillos

CARACAS (apro).- Nicolás Maduro y Juan Guaidó citaron este viernes a la prensa nacional e internacional para hablar sobre los últimos acontecimientos que han dado como resultado una dualidad presidencial en Venezuela.

Juan Guaidó, presidente encargado, amparado en el artículo 233 la Constitución de Venezuela, convocó a la prensa nacional e internacional y a los ciudadanos a acompañarlo en un acto público realizado en la Plaza Bolívar de Chacao al Este de Caracas, a mediodía de este viernes 25. A la misma hora, Nicolás Maduro, presidente juramentado tras unas cuestionadas elecciones, llamó a los medios acreditados en el país para ofrecer declaraciones en un acto privado en el Palacio de Gobierno.

Maduro se refirió a las declaraciones del secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, quien pidió en nombre del gobierno de Donald Trump una reunión urgente sobre Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU.

“Le iba a decir al canciller Jorge Arreaza, que pidiera un debate sobre Venezuela en el Consejo de Seguridad de la ONU, pero se me adelantó Mike Pompeo. Thank you, Mike. Podremos llevar toda nuestra verdad, nuestra Constitución, la verdad de los intentos de los golpes de Estado”, dijo en Caracas.

En su primer discurso público luego de la juramentación como presidente encargado, Guaidó anunció nuevas movilizaciones de calle y los pasos que va a seguir su gobierno interino en materia económica, política y diplomática. También respondió las preguntas sobre la convocatoria a elecciones presidenciales que debería hacer en los siguientes 30 días luego de su juramentación, según el mismo artículo al que se acogió para ello.

“Nuestra Constitución es clara: hay que convocar a elecciones lo más pronto posible”, señaló.

Declinó responder sobre si tiene comunicación con las Fuerzas Armadas (FA) venezolanas y atajó: “si la hubiera, ustedes saben la persecución que hay dentro de las FA”, dijo.

Guaidó convocó para este sábado 26 más asambleas populares a realizarse en todo el país con el fin de “divulgar la información y organización de esta etapa y en honor a nuestras víctimas”.

Asimismo, pidió a cada ciudadano que lo apoya descargar la Ley de Amnistía Para Civiles y Militares, aprobada por el Parlamento, e imprimirla.

“Este domingo 27 los invito a hacer la entrega masiva de esta Ley a funcionarios militares de la ley en cada rincón del país. Entregarlas a comandancias, alcabalas y puestos militares, en pequeños grupos de ciudadanos organizados, de manera pacífica”, soltó.

Aclaró que continúa al frente de la presidencia del Parlamento, a la vez que ejerce las funciones del Poder Ejecutivo. “La Constitución es al presidente de la Asamblea Nacional al que le otorga las facultades para poder ejercer la presidencia (de la República) y poder convocar a elecciones”, acotó.

Cada uno, en sus discursos, alegaba la ilegitimidad del otro.

Maduro expresó: “Lo conozco, es un agente de los gringos en Venezuela, que lo formaron como agente y lo metieron en la política, un agente del gobierno de los Estados Unidos. Lo sé y va a cumplir órdenes de ellos, no tiene capacidad de pensar él”.

Mientras que Guaidó decía: “Él es un exfuncionario, un usurpador aislado y el problema es él, el dictador, nosotros tenemos el camino muy claro”.

Relación con EU

Por su parte, Maduro insistió en su tesis del golpe de Estado en su contra. “Vamos a derrotar este golpe de Estado que se está fraguando, pretenden (EU) intervenir la vida política, hecha a un lado la soberanía venezolana e instalar un gobierno títere (…) Los asuntos de los venezolanos son del país, para dirimirlos sin ninguna intervención extranjera e imperialista”, dijo.

Este tema fue desestimado por Guaidó y asentó: “No existe un golpe de Estado, pero si me llevan (detenido), ahí sí sería un golpe de Estado contra la única autoridad legítimamente constituida en Venezuela y apoyada por la comunidad internacional”.

Maduro aclaró que su ruptura es con Trump. “Tenemos múltiples relaciones con EU. Rompimos relaciones diplomáticas y políticas con la administración de Trump, seguiremos teniendo relaciones con el pueblo, con las universidades, los movimientos sociales y sectores comerciales”.

También se refirió a la conversación del presidente de gobierno de España, Pedro Sánchez, con Guaidó. “Pareciera repetir el guión de José María Aznar, que apoyó el golpe de Estado de 2002. Ahora viene a apoyar con vergüenza el golpe de Estado en Venezuela. España no puede dar ningún consejo a la Venezuela bolivariana (…) Y si quieren irse, que se vayan con su embajador y su personal, que se vayan. Estamos decididos a ser libres y no nos calamos el chantaje de nadie, ni del gobierno español, ni de José María Aznar, ni de Borrell”.

Sobre el personal consular y diplomático de EU, afirmó que “están cumpliendo” con la expulsión. “La embajada de Estados Unidos empezó a retirar a parte de su personal, no tengo por qué pensar que no lo harán en las 72 horas, tienen que cumplir plenamente, no han querido dialogar”.

Encuentros y desencuentro

Un punto polémico esta semana ha sido la supuesta reunión de Guaidó con Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional Constituyente (ANC) ente supraconstitucional ordenado por Maduro.

Cabello aseguró que el martes 22 se reunió con Guaidó, sin embargo el jueves 24 el presidente encargado negó dicho encuentro.

Otro punto no aclarado es la afirmación de Maduro respecto a que su gobierno había recibido una solicitud de reunión por parte del equipo e Guaidó.

“Nosotros recibimos una petición de un allegado del diputado Guaidó para reunirnos, él se había reunido el 4 de enero con Freddy Bernal (vicepresidente del partido de Maduro, Psuv). Pidió otro encuentro y la noche del 22 de enero se reunió con Diosdado Cabello en el hotel Lido. Él le juró a Diosdado que no se iba a juramentar y pidió mantener el canal de diálogo”.

Guaidó fue consultado sobre esta afirmación. “Ellos insisten en que yo me reuní con ellos. Yo les quiero decir a todos los funcionarios públicos: todo el que quiera lograr el cese de la usurpación, el gobierno de transición y las elecciones libres, son bienvenidos”, dijo, eludiendo responder si hubo o no reunión con Bernal.

Además, dijo que aceptaría un diálogo con Maduro solo si se llaman a elecciones libres.

Siguientes pasos

Guaidó anunció que próximamente nombrará su tren ministerial, pero no dio detalles. “Hay cosas que no podemos decir”, respondió, y al ser consultado sobre los nombres de los ministros que designará y sobre sus siguientes acciones en relación a la petrolera Citgo.

Aseguró que están reuniendo las competencias del poder cívico, político y constitucional para poder ejercer. “Por supuesto que tenemos muchos nombres brillantes para esos puestos (ministros y directiva de Citgo)”.

Anunció que tiene un “Plan País” para el gobierno de transición con el que enfrentará la crisis.

“En el momento que ejerzamos esos ministerios, Citgo y Pdvsa (empresa estatal petrolera de Venezuela), vamos a levantar la producción petrolera, mejorar la vialidad del país, mejorar el sistema de salud, se acabará la persecusión”, prometió.

Le envió un mensaje a los cubanos que se encuentran en Venezuela. “Se pueden quedar en el país, los protegeremos, pero tienen que salir de las Fuerzas Armadas venezolanas”.

En su discurso, también mencionó al gobierno mexicano. “A las buenas intenciones de países como México y Uruguay, les decimos: lo ven (a Maduro), atrincherado usando la fuerza pública para seguir asesinando gente, a paramilitares para violando los derechos humanos. Es el momento de lograr la presión necesaria (para un cambio)”.

También se mostró confiado sobre el apoyo de la Unión Europea (UE). “Agradezco la postura de la UE y sé que va a ser más contundente en los próximos días. Ya desconoce a Maduro y reconocen al Parlamento como única autoridad legítima y exigen por el cese del conflicto a través de elecciones libres”, afirmó.

Guaidó reiteró que contará con 20 millones de dólares para ayuda humanitaria que recibirá en los próximos días proveniente de Estados Unidos.

“Lo primero es proteger los activos de Venezuela y luego viene una segunda etapa más compleja porque el poder está secuestrado y, por ende, la burocracia, las cuentas, el cuentadante y muchas cosas técnicas operativas. Debemos ser muy cuidadosos con el manejo del dinero para evitar la corrupción”, explicó.

Comentarios

Load More