Elvis Presley sinfónico

Elvis Presley. Foto: getty images Elvis Presley. Foto: getty images

La Filarmónica Mexiquense tendrá a su cargo un espectáculo sorprendente el domingo 27 en el Auditorio Nacional: Elvis Live in Concert, que incluye unas 32 piezas de El Rey del Rock cantando en pantallas gigantes, y la presencia de quien fuera su esposa, Priscilla. La directora será Gabriela Díaz Alatriste, alumna de Eduardo Mata y primera mujer titular de una orquesta sinfónica profesional en México, quien detalla cada aspecto del evento.

CIUDAD DE MÉXICO (Proceso).- Cuando hace cuatro años Priscilla Beaulieau Presley propuso a los ejecutivos de la disquera Sony Music de Londres y Nueva York el proyecto de regrabar una treintena de canciones de Elvis con arreglos ex profeso para orquesta sinfónica, le respondieron reticentes:

“¿Elvis con sinfónica? No estamos tan seguros de que nos funcione.”

La única esposa que tuvo el Rey del Rock & Roll les dijo entonces que ella también iba a arriesgarse como productora en la inversión; pero anhelaba celebrar los 80 años de Elvis y no intentaría cambiar su música. El par de álbumes para Sony Music Legacy Recordings con 32 piezas, grabados en los estudios Abbey Road de Londres por la Royal Philharmonic Orchestra, If I Can Dream y The Wonder of You, logró ventas cercanas a los dos millones de ejemplares cada uno. En 2017 salió un tercero navideño, Elvis Christmas.

El siguiente paso de Priscilla fue cumplir uno de los sueños jamás realizados por Elvis, debido a la oposición de su ambicioso manager Tom El coronel Parker, y la muerte del ídolo en 1977: llevarlo en conciertos por el mundo con un espectáculo donde apareciera El rey en pantallas gigantes, interpretando sus viejos éxitos y acompañado por sinfónicas locales.

Es así como finalmente llega a México Elvis Live In Concert, show de más de dos horas de duración que ella en persona presentará en el Auditorio Nacional el domingo 27, a las 18:00 horas, con la Orquesta Filarmónica Mexiquense dirigida por su batuta titular, Gabriela Díaz Alatriste.

Clásico atemporal

Nacida en lo que ahora es ya una alcaldía de la Ciudad de México, Coyoacán, la directora comenta cómo aceptó dirigir Elvis Live In Concert:

“Resulta que este concierto, que viene desde la mansión Graceland de Elvis en Memphis, lo trae el productor Felipe Radrigán de FR Producciones al Auditorio Nacional. Como se requería de una buena orquesta sinfónica para el show, él pensó en la Filarmónica Mexiquense y tenía la idea de invitarme a participar, pues a él le gustó la idea de que estuviera una directora mujer.”

Menciona asimismo los apoyos de la Secretaría de Cultura y del gobernador mexiquense Alfredo del Mazo Maza.

“Por supuesto, fue un proyecto bastante interesante para nuestra orquesta, integrada por ochenta jóvenes de entre veinte y treinta años de edad, porque definitivamente Elvis es un personaje importantísimo de la música de rock en el siglo XX y va a estar muy muy bonito. Si bien ahora se le llama Filarmónica Mexiquense, somos una orquesta sinfónica con violines, violas, cellos, bajos, maderas, metales y percusión, más arpa y piano, una gran variedad de instrumentos ejecutados por jóvenes profesionales que acaban de terminar sus estudios o están a punto de concluirlos e incluso hay otros talentosísimos quienes aún estudian pero están allí con todo el profesionalismo y la seriedad que se requiere.”

–¿Qué tiene que decirle Elvis sinfónico a las nuevas generaciones?

–¡Todo!. En realidad Elvis es un clásico y los clásicos de cualquier época nunca son verdaderamente antiguos. Los artistas, quienes finalmente establecen una época o parámetros, son como él, y Elvis es todo un artista en su género, gran intérprete con una voz preciosa, un enorme cantante que trasciende épocas musicales.

“Además, ¿quién no ha escuchado rocanrol? Al oírlo cualquiera puede sentirse con las ganas de bailarlo. En fin, que yo creo él es un artista clásico del rock, country, blues, baladas y góspel, cuando él hizo aquellas canciones las dedicaba a la juventud; pero no deja de gustar a los jóvenes del presente, sin importar cuánto tiempo haya pasado”.

–¿Qué estilos le parecen más atractivos de este Elvis sinfónico?

–A mí me atraen todos, me gusta la variedad. Aunque debo decir que a pesar de que no crecí oyendo la música de Elvis, por supuesto que sé de su lugar en la historia del arte, lo tengo clarísimo. Mi carrera ha sido un aprendizaje permanente por descubrir la música de diferentes compositores, y en el caso de Elvis para mí ha sido muy agradable cubrir un ramillete de sus canciones. Y si bien hay alguna que otra entre mis favoritas, por tratarse de tantos estilos en general pues me gustan todas. Sus estilos de blues, de rocanrol… incluso el góspel lo hace súper bien.

“Además, son unos arreglos sinfónicos muy buenos de Nick Patrick y Don Reedman. Utilizaremos una banda de rock que se combina con la orquesta de la Filarmónica Mexiquense y un grupo coral de tres cantantes del Coro Polifónico del Estado de México, que dirige el maestro Manuel Flores, el cual anteriormente se llamaba el Coro de la Orquesta del Estado de México. Es como juntar varias fuerzas con la voz de Elvis en un único concierto.”

Elvis Live in Concert incluye unas 32 piezas donde aparece él cantando en pantallas grandes (con filmes de su regreso a la televisión en 1968; su concierto Aloha desde Hawaii, de 1973, y actuaciones en Las Vegas), con los arreglos de orquesta en vivo.

Gabriela Díaz Alatriste fue la primera mujer en convertirse en titular de una orquesta sinfónica profesional en México, al frente de la del Instituto Politécnico Nacional (OSIPN), cargo que dejó el 31 de julio de 2013. Alumna de Eduardo Mata, ingresó a la edad de once años al Conservatorio Nacional de Música, donde estudió piano y dirección coral. Obtuvo licenciatura en teoría musical y maestría en dirección orquestal en la Universidad de North Texas. Doctora en Artes Musicales por la Universidad de Minnesota, fue directora artística de la Orquesta de la Sociedad Unitaria de Minneapolis.

–Hay quienes han pensado que la música de Elvis Presley no necesitaba llevar ningún arreglo sinfónico…

–No, no –ataja–. Mire, no es de necesitar o no, eso es algo fuera de lugar… Durante las presentaciones por Europa, Australia, Japón y Sudamérica, Priscilla dice que Elvis le comentó en vida que a él le hubiera gustado mucho dar un concierto con una gran orquesta. ¿Y a qué cantante no le gustaría ofrecer un concierto con una orquesta sinfónica grande? Simplemente es otra manera de hacer música, son versiones distintas. No es mejor ni peor, es sencillamente otra manera de disfrutar la música del Rey del rock. Y nada más.

–¿Entre sus proyectos futuros con la Filarmónica Mexiquense está el llevar otros conciertos de rock con orquesta sinfónica?

–Esto de hacer rock sinfónico no es algo particular de este momento ni de este tiempo, pues la Filarmónica Real de Londres, la de Nueva York o la de Chicago suelen cruzar las barreras y juntar música popular con sinfónica, ya lo han hecho con Queen, Los Beatles, etcétera. Es algo frecuente y seguramente nosotros también por allí andaremos incursionando en este tipo de conciertos.

–¿Qué le diría a Elvis si estuviera él en su concierto del Auditorio Nacional este 27 de enero?

–Que lo admiro. Por su perseverancia, porque se mantuvo fiel en lo que él más amaba, la música, y porque finalmente fue él mismo. Encontró su voz, su manera de cantar, y mire nada más el resultado: tras haber tenido un gran talento perseveró en su meta musical, de ahí el éxito increíble como un clásico de todos los tiempos.

Entre las piezas destacan “Hotel de los corazones rotos”, “Perro callejero”, “Zapatos de ante azul”, “Ámame tiernamente”, “Si puedo soñar”, “Trilogía americana”, “En el gueto”, “Et maintenant” y “Mentes suspicaces”.

Por su parte, Priscilla Presley interactúa con el público en distintos momentos del concierto y lo invita para escucharle en silencio “O sole mio”. Durante su presentación en Buenos Aires y Santiago de Chile, expresó:

“Este es el Elvis que siempre quiso ser. La disquera en la que grababa jamás le habría permitido acompañarse con orquesta sinfónica. Y de haber sido por El coronel Tom Parker, éste le habría despojado de todos sus músicos para tenerlo cantando completamente solo a Elvis, sin nadie acompañándolo. Siento que ahora le hemos dado la libertad que Elvis necesitaba.”

Con el tiempo, se supo que una de las razones por las cuales El coronel no permitió a Elvis filmar en México Fun in Acapulco (1963) ni viajar de gira por Europa, fue que este manager era un holandés ilegal y tenía miedo de que el gobierno estadunidense le prohibiera el ingreso de vuelta si salía.

Este texto se publicó el 20 de enero de 2019 enla edición 2203 de la revista Proceso.

Comentarios

Load More