Roger Stone, asesor de Donald Trump, se declara “no culpable” del Rusiagate

CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Roger Stone, implicado en la investigación sobre la presunta injerencia rusa en las elecciones presidenciales de 2016 en Estados Unidos, se declaró “no culpable” en una audiencia ante una corte federal en Washington.

Exintegrante del equipo de campaña del presidente Donald Trump, Stone fue detenido el pasado viernes por el FBI en su casa de Florida.

Al veterano consultor político se le imputaron siete cargos en contra, entre ellos los de mentir a un comité del Congreso e intimidar a testigos.

También se investiga su vinculación con el hackeo de correos electrónicos del Partido Demócrata y su divulgación en el sitio Wikileaks, con la finalidad de dañar la candidatura de Hillary Clinton.

Stone, de 66 años, es el sexto integrante de la campaña de Trump inculpado por el equipo del fiscal especial Robert Mueller, encargado de investigar la trama rusa.

El asesor fue recibido este martes frente al tribunal por manifestantes que gritaban “enciérrenlo”;  uno agitaba una bandera rusa mientras otro llevaba un cartel que decía “sucio traidor”.

Manifestantes a favor y en contra de Roger Stone. Foto: AP / Carolyn Kaster

Manifestantes a favor y en contra de Roger Stone. Foto: AP / Carolyn Kaster

Stone inició su carrera como asesor de campaña de Richard Nixon; de hecho, tiene un tatuaje en su espalda con el primer presidente estadounidense que renunció a su cargo.

Deberá presentarse el viernes a una nueva audiencia; tras su detención el viernes pasado, un juez lo liberó con una fianza de 250 mil dólares.

Al salir del tribunal, Stone reiteró que no testificará en falso contra el presidente Trump (con información de agencias).

Comentarios