Exige Arquidiócesis de Acapulco a Fiscalía local aclarar asesinato de curas en Taxco

El obispo Salvador Rangel. Foto Especial El obispo Salvador Rangel. Foto Especial

CHILPANCINGO Gro. (proceso.com.mx).- El Arzobispo de la Arquidiócesis de Acapulco, Leopoldo González González y el Obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza lamentaron que a un año de la ejecución de los sacerdotes católicos Iván Añorve Jaimes y Germain Muñiz García, el crimen siga impune.

Por ello, exigieron al titular de la Fiscalía General del estado (FGE), Jorge de los Santos Barilla que presente públicamente un informe sobre el estado que guarda la investigación sobre ambos homicidios registrados el 4 de febrero pasado en Taxco y que proceda jurídicamente contra los responsables.

A través de un comunicado oficial emitido esta tarde, la jerarquía católica en la entidad expresó textual:

“Nos duele profundamente la sangre que se ha derramado. Nos interpela el dolor y
la angustia, la incertidumbre y el miedo de tantas personas y lamentamos los excesos. Nos preocupa además, que de la indignación y el coraje natural, brote en el corazón de
muchos mexicanos la rabia, el odio, el rencor, el deseo de venganza y de justicia”, señala la postura oficial.

El comunicado agrega que a un año de la ejecución de los sacerdotes que acudieron a un festejo de la virgen de la Candelaria, organizado por el extinto empresario Hugo Figueroa del Rancho La Misión en el poblado de Juliantla, es “congruente” exigir la verdad de estos hechos, así como pedir que se esclarezcan tantos crímenes y asesinatos ocurridos a lo largo del año 2018 y años anteriores, indicaron.

“La verdad siempre dará salud y libertad a un pueblo”, expresaron los prelados y recordaron que su misión es trabajar a favor de la construcción de la Paz y la reconstrucción del tejido social en la entidad.

Luego, señalaron que los presbíteros Iván Añorve Jaimes y Germaín Muñiz García, “nunca estuvieron vinculados a ningún grupo delictivo”, como lo afirmó el ex fiscal Xavier Olea Peláez el año pasado.

También, señalaron que “sin poner en riesgo los procesos de investigación”, la Fiscalía estatal debe presentar un informe a la comunidad sobre los avances en la identificación y búsqueda de quienes cometieron estos crímenes.

“El pueblo necesita saber que las autoridades e instituciones, responsables de la seguridad e impartición de justicia, están trabajando para protegerlo y cuidarlo, así como estar seguros que la impunidad, ya no es una constante en la impartición de justicia y atención e investigación de los delitos”, indica el comunicado de la jerarquía católica en la entidad.

Por ello, exigieron que las autoridades ministeriales que además del informe del estado que guarda la investigación del homicidio de los sacerdotes, también aceleren los procesos en contra de los responsables del doble crimen.

El comunicado remata diciendo que es urgente vivir en un ambiente de paz, tranquilidad y seguridad en la entidad y pidieron a las autoridades de los tres niveles de gobierno, “usar todos los mecanismos a su disposición, para que esto sea una realidad”.

Comentarios

Load More