Trabajadores del ayuntamiento ignoran llamado a huelga en Campeche

CAMPECHE, Camp. (apro).- Manuel Bonilla Carrillo, líder de uno de los tres sindicatos de trabajadores del ayuntamiento capitalino, colocó banderas rojinegras en las diferentes dependencias municipales, secundado por un puñado de trabajadores.

No obstante, la mayoría de los agremiados ignoró el llamado a huelga del defenestrado dirigente y continuaron trabajando.

Incluso durante todo el día se subieron fotos a las redes sociales para mostrar al personal que laboraba con normalidad en las calles.

El alcalde Eliseo Fernández Montufar aseguró que esa huelga es ilegal, porque Bonilla no ha presentado la documentación de las autoridades de la Secretaría del Trabajo para legitimarla, por lo que conminó a los paristas a reincorporarse a la brevedad a sus labores, porque de lo contrario se actuará conforme a la ley y reglamentos.

Días antes de asumir la alcaldía, en octubre pasado, el panista entró en conflicto con Bonilla porque se negó a otorgarle concesiones, además de que exigió al líder sindical que él y sus aviadores se reincorporaran a sus respectivos trabajos si no querían ser despedidos.

Bonilla reaccionó con un plantón “por tiempo indefinido” en el ayuntamiento. Reacio a ceder a la presión, el 10 de octubre el alcalde anunció la suspensión laboral de aquel.

“Caliente, encabronado” por la inesperada reacción del munícipe, el dirigente estatal del Sindicato de los Tres Poderes, José del Carmen Urueta Moa, advirtió entonces al panista que su gremio le daría “con todo, hasta con la cubeta”, y Bonilla lo amenazó con llevar al ayuntamiento la huelga.

A partir de las 8 horas de este miércoles, acompañado por Urueta Moa y secundado por un pequeño grupo de agremiados, Bonilla comenzó a poner banderas rojinegras en las 21 dependencias municipales, con la advertencia de que esta vez llegarán “hasta las últimas consecuencias”.

Fernández Montufar recordó que Bonilla está laboralmente suspendido, con lo que puso en duda la legitimidad de su personalidad jurídica como líder gremial, además de que tampoco exhibió un solo documento expedido por la Secretaría del Trabajo que avale la legalidad de la huelga.

El munícipe destacó que para legalizar la huelga la mayoría de los agremiados al sindicato “Corazón Valiente”, que es el que representa Bonilla, tendrían que haberle dado su respaldo, pero no es el caso.

“El hecho de que Manuel Bonilla haya puesto candados a las puertas del palacio municipal obstruyendo a los ciudadanos los servicios, no quiere decir que haya un estallido de huelga, no, y sólo está perjudicando a los ciudadanos que no pudieron acceder a los servicios, pero el ayuntamiento sigue trabajando”, sostuvo.

Luego pidió a “ese bajo porcentaje de trabajadores que trata de desestabilizar al ayuntamiento, que se reincorporen a su trabajo porque vamos a actuar conforme a la ley”.

Advirtió: “Se los aviso. No es nada personal, están faltando a la ley. El día de hoy faltaron a su trabajo”.

Y también agradeció a los empleados “que no se dejaron manipular por Bonilla, que los usa para chantajear a través de ustedes para obtener beneficios personales, no beneficios colectivos para los sindicalizados”.

Finalmente les dijo que pronto se reunirá con los trabajadores y que “no necesitan interlocutores como Manuel Bonilla”, y les sugirió renovar su dirigencia sindical para designar a alguien que represente verdaderamente a los agremiados y “utilice adecuadamente las cuotas sindicales”.

Comentarios